Prevalece problema de caries en 93% de población adulta

Después de varias estrategias para la prevención de la caries implementadas por la Secretaría de Salud del Estado, la prevalencia de este problema de salud bucal en la población duranguense sigue siendo del 93 por ciento desde hace varios años, afectando principalmente a la población adulta, esto pese a que comienza a desarrollarse desde los primeros años de vida, época en la que se abusa de los azúcares, así lo dio a conocer Humberto Lizárraga, catedrático de la Facultad de Odontología de la Universidad Juárez del Estado de Durango (UJED).

Los alimentos chatarra como refrescos y golosinas no solo provocan sobrepeso y obesidad, sino además dejan secuelas en las piezas dentales las cuales si no se aplica un correcto cepillado después de haber ingerido estos productos se tiene el riesgo de la formación de una caries. El catedrático de la UJED indicó que la es poca la participación que tiene la sociedad en campañas de prevención y la gran mayoría no acude a una segunda cita luego  del diagnóstico.

“Nosotros damos un diagnóstico de cada uno de los alumnos que son parte de las escuelas en las que participamos y aunque les decimos la cantidad de caires que tienen para que acudan a la Facultad de Odontología es poca la incidencia de personas que acuden después del diagnóstico”, comentó Humberto Lizárraga quien informó que dentro de la institución se cuenta con una clínica de odontopediatría hasta donde pueden acudir pues sus precios son accesibles.

El especialista indicó que hay adultos que nunca han ido a una cita con el dentista y acuden a una consulta cuando su problema de degeneración el cual causa mucho dolor y donde ya no se le puede hacer un tratamiento preventivo, sino restaurativo. En este sentido influyen los costos de los tratamientos dentales que llegan a ser muy elevados debido a los materiales utilizados, aunque comparado con el beneficio que obtendrá el paciente el costo se compensa.

Durante un evento de promoción de la salud bucal el profesor señaló que es buena hasta el momento la respuesta de la población en la clínica y presentan una buena afluencia de pacientes en donde se ven problemas de caries y de degeneración, esto pese a que los padres creen que al ser dientes temporales no les ponen la misma atención, “tienen que mantenerlos para esperar a que salgan los dientes permanentes porque si se pierden temporales existe el riesgo de un amontonamiento en los dientes permanentes”.

Al ser Durango un estado con altos índices de flúor en el agua, lo que ocasionaba el manchado de las piezas dentales, el contenido de este mineral ha bajado pues mientras que anteriormente se contaba con ocho partes por millón, ahora hay pozos que tienen cerca de cuatro partes por millón, aunque solo se permite una parte por millón, de tal manera que se plantee la necesidad de hacer una desfluoración del agua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *