lunes, septiembre 20, 2021
Inicio > Noticias > Deportes > 129-112. Sixers superan la ausencia de Embiid y logran el pase a semifinales

129-112. Sixers superan la ausencia de Embiid y logran el pase a semifinales

Filadelfia (EE.UU.), 2 jun (EFE).- La ausencia del pívot camerunés Joel Embiid no impidió a los Philadelphia Sixers vencer este miércoles por 129-112 a los Washington Wizards en el quinto partido del mejor a siete en la primera ronda de los ‘playoffs’ de la Conferencia Este que ya ganan por 4-1.

Los Sixers, que acabaron la liga con la mejor marca de la Conferencia Este, han vuelto a las semifinales un año después de quedar eliminados en la primera ronda cuando fueron barridos por 4-0 por los Boston Celtics en la burbuja de Orlando.

El rival de los Sixers en las semifinales serán los Atlanta Hawks, este miércoles en el quinto partido de su eliminatoria ante los New York Knicks se impusieron de visitantes 89-103 y ganaron también 4-1 la serie al mejor de siete.

Un duelo para que esperan contar también con Embiid, su jugador franquicia, que estuvo en los calentamientos previos al partido.

Lanzó tiros en salto alrededor del perímetro, alejamientos, incluso algunos tiros libres, todo sin ningún tipo de rodillera visible debajo de sus calzas blancas, y realizó un espectáculo que demostró que su ausencia podría no durar más allá del partido ante los Wizards.

Sin Embiid, lesionado en el cuarto partido, sufrió un desgarro de menisco en la rodilla derecha, el escolta Seth Curry surgió con su mejor inspiración encestadora y lideró el ataque balanceado de los Sixers al conseguir 30 puntos tras anotar 10 de 17 tiros de campo, incluidos 3 de 6 intentos de triples y 7-7 desde la línea de personal.

Curry estableció su mejor marca como profesional en los playoffs al superar los 22 anteriores que había conseguido y se convirtió en el factor sorpresa ganador.

El alero Tobias Harris llegó a los 28 tantos como segundo máximo encestador, además de capturar nueve rebotes, repartir seis asistencias, recuperar tres balones y puso un tapón en otra labor individual decisiva.

Como lo fue también el triple-doble que aportó el base australiano Ben Simmons que logró con 19 puntos, 10 rebotes, 11 asistencias y puso dos tapones.

Pero además, los reservas de los Sixers no quisieron quedarse fuera del protagonismo en el triunfo y aportaron 39 puntos, encabezados por la gran labor que realizó el veterano pívot All-Star Dwight Howard que se acercó al doble-doble tras conseguir 12 puntos, ocho rebotes y tres tapones.

El base novato Tyrese Maxey respondió con otros 13 tantos, seis rebotes, dos asistencias y una recuperación de balón.

Los Wizards, en su línea de apoyarse en el juego del escolta Bradley Beal y el base Russell Westbrook, solo pudieron aguantar el ritmo hasta el descanso, luego todo fue dominio de los Sixers que buscarán su primer título de la NBA desde 1983 cuando en el equipo estaban los legendarios Moses Malone y Julius Erving.

Con la mejor entrada de público permitida esta temporada en el Wells Fargo Center (había 15.523 personas), los Sixers se sacudieron por un comienzo lento y tuvieron su momento clave al final de la primera parte cuando Simmons le puso una asistencia a Harris para un triple que les dio la primera ventaja de la noche.

Simmons, defendido incondicionalmente por el entrenador de los Sixers, Doc Rivers, después de una serie de tiros libres fallidos en el cuarto partido, se mantuvo firme desde la línea cuando los Wizards intentaron cometerle falta nuevamente.

También hizo lo que mejor sabe hacer, crear jugadas y hacer que sus ataques al aro parezcan suaves como la seda. Incluso acertó 5 de 8 desde la línea de tiros libres.

Simmons, quien falló 15 de 20 tiros libres en los primeros cuatro partidos, cometió la tercera falta de Westbrook en el tercer periodo.

Westbrook se quejó a los árbitros toda la noche y cometió cuatro faltas en los tres cuartos.

Beal acabó como el líder de los Wizards al conseguir 32 puntos, incluidos los 10 que logró desde la línea de personal (10-10), capturó siete rebotes y repartió cinco asistencias, que no fueron suficientes para evitar la derrota.

Como tampoco el doble-doble de Westbrook de 24 tantos, 10 asistencias y ocho rebotes, porque el resto del equipo no respondió de la misma manera ante la inspiración encestadora de los Sixers y su gran juego defensivo de dominio dentro de la pintura.

El base brasileño Raúl Neto volvió a la titularidad con los Wizards y completó una buena labor al aportar ocho puntos en los 30 minutos que estuvo en la pista del Wells Fargo Center.

Neto anotó 3 de 6 tiros de campo, incluidos 2 de 3 triples, dio tres asistencias y recuperó un balón.

Pero la noche y la celebración era para los seguidores de los Sixers, coreando “¡Queremos Brooklyn!” cuando se llegó al final del partido, dando por hecho que van a superar a los Hawks y que los Brooklyn Nets eliminan a los Milwaukee Bucks en la otra semifinal de la Conferencia Este que comenzarán este fin de semana. EFE

A %d blogueros les gusta esto: