martes, mayo 28, 2024

SENA DE NEGROS

Publicado:

COLUMNA

POR: DIONEL SENA

 

EL VOTO IMPREDECIBLE DE LOS DURANGUENSES…

Una de las elecciones que más llamarán la atención el próximo 5 de junio, será sin duda, la de la gubernatura de Durango, debido a que será, según las distintas mediciones, una de las más cerradas de esa jornada electoral, sin embargo, un factor que muy pocos han analizado, es lo impredecible de su electorado, mismo que en las últimas elecciones, ha votado de manera distinta y casi siempre, de forma antisistémica, lo cual se puede documentar desde el año 2016, fecha en la que optaron por una opción diferente al partido que los gobernó por más de 70 años, un anal en la historia que no se puede pasar por alto y que hace la elección del domingo, una de las más atractivas, incluso a nivel nacional.

Se debe recordar que de igual forma, en el 2018, los duranguenses votaron en las urnas por una opción absolutamente distinta a la de dos años atrás, en ese entonces, fue la ola morenista la que se vio beneficiada, sin embargo, un año después, una vez más, los hombres y mujeres con credencial de elector en mano, votaron en contra de esa opción y le apostaron a Acción Nacional, se dice que desde ahí, se empezó a construir la alianza – para muchos antinatura – entre panistas y priistas, logrando así arrebatarle la mayoría de las alcaldías que estuvieron en juego a Morena, con excepción de dos, casualmente, el resto de los ayuntamientos se los repartieron el PAN y el PRI, lo que para muchos fue una casualidad y para otros no tanto.

Ya para el 2021, ahora sí de manera oficial, el PAN y el PRI aparecieron juntos en las boletas, logrando contener la ola morenista que se venía construyendo a nivel nacional, en mucho, gracias a la elección federal que incluía la renovación de la Cámara de Diputados, sin embargo, a pesar de que Morena, fue el partido más votado, cometieron el error de no incluir al Partido Verde y lo dejaron suelto, lo que fue bien capitalizado por panistas y priistas que lograron la mayoría de los escaños disponibles en el Congreso estatal, una elección que sirvió como laboratorio para que lo que se venía, pues es difícil hoy concebir que esos dos partidos – hegemónicos alguna vez – puedan ir solos en las próximas elecciones, al menos no en el corto plazo.

Es por todo lo anterior, que es imposible saber la forma en que los duranguenses van a sufragar el próximo domingo, pues el poder ahora, es solo de ellos y de nadie más, pues al momento de llegar a las urnas decidirán quién cubrió sus necesidades en cuanto a las propuestas, simpatias del candidato o candidata y hasta a quien quieren ver despachando en el Bicentenario los próximos seis años, factores que solo ellos conocen y que no los develarán hasta que estén en la intimidad del llenado de las boletas, algo que ni siquiera las casas encuestadoras son capaces de vaticinar, de ahí el que el electorado de Durango sea uno de los más complejos de leer o anticipar de todo el país, pero de lo cual, estamos a unas horas de salir de dudas.

- Publicidad -


Artículos Relacionados

Artículos Recientes

error: Content is protected !!