viernes, julio 12, 2024

Se brindan nuevas herramientas a estudiantes de la Facultad de Trabajo Social

Publicado:

  • La conferencia “Intervenir durante la pandemia, reflexiones desde la investigación-intervención dialógica” comparte una nueva perspectiva de investigación.

Como invitada al LIX Congreso Nacional y IX Internacional de Instituciones de Trabajo Social “Innovación del trabajo social frente a las nuevas realidades sociales”, la Dra. Sandra Elizabeth Mancinas Espinoza, reconocida universitaria, orgullosamente egresada de la Facultad de Trabajo Social, compartió su experiencia en el trabajo de investigación con el que ha puesto en alto el nombre de la Universidad Juárez del Estado de Durango.

En el desarrollo de la conferencia “Intervenir durante la pandemia, reflexiones desde la investigación-intervención dialógica” Mancinas Espinoza expuso que el objetivo es reflexionar sobre el entorno de un trabajo de campo que realizó en una escuela primaria en una comunidad de Monterrey.

“A partir de un trabajo de campo que realicé como investigadora, pero también en mi condición de trabajadora social, y a partir de ahí, de ese trabajo de campo surgieron una serie de reflexiones desde el diálogo con ciudadanos y con otros campos de conocimiento, en el contexto de la pandemia por COVID-19 en Monterrey, Nuevo León, en el Cerro de la Campana, y en diálogo con otras disciplinas, como medicina, enfermería, antropología y comunicación”, explicó.

Reveló que al iniciar la contingencia se prohibió el acceso a la primaria, por lo que era necesario replantear la investigación y armar una estrategia de intervención multidisciplinaria;“…la experiencia de adaptarnos a estos cambios repentinos fue desde decidir quedarnos a vivir en esa comunidad. En este sentido la intervención dialógica nos obliga a convivir directamente con la comunidad y el conflicto, desde una práctica social formativa donde a la par de realizar la investigación se trabaja en dar una devolución a la comunidad que se presta para que se dé el trabajo”.

En su conclusión la investigadora resaltó la frase: “Estamos hartos de investigadores golondrinos que vienen y se van y nosotros, la comunidad,nos quedamos como estábamos”, la cual, dijo, fue expresada por una persona de una comunidad en Michoacán que manifestó así su inconformidad a una investigadora. “La devolución es importante; sobre todo en la investigación cualitativa se habla de una forma de devolución a las comunidades que participan en la investigación.Nosotros tendríamos que poner en diálogo con las comunidades o los participantes, para que ellos expresen si están de acuerdo, pero también hay otras formas de acompañamiento”, dijo.

“Tenemos un compromiso ético y político, no podemos desestimar lo que está pasando en la comunidad, en nuestro caso dimos acompañamiento, asesoramiento, vimos casos muy difíciles no sólo en temas de salud, pero iniciando con este derecho a la accesibilidad de salud que pusimos en marcha permitió que las personas recibieran atención, a pesar de que las instituciones se resistieran por no ser casos de COVID. En el proceso de investigación dialógica está presente el tema de la reflexividad, que yo como investigador tengo que darme cuenta de quien soy y que estoy implicado en las mismas problemáticas que las personas con las que estoy trabajando, de una manera distinta, por ello es necesario hacer algo que beneficie a estas personas.Nosotros realizamos folletos, un plan de acción para la comunidad en relación con la contingencia y mejorar las relaciones sociales.Desde este compromiso como investigadores es nuestro deber regresar algo a la comunidad”, concluyó.

- Publicidad -
spot_img


Artículos Relacionados

Artículos Recientes

error: Content is protected !!