martes, junio 18, 2024

Seguridad en las redes sociales

Publicado:

Las redes sociales se han convertido en un fenómeno de masas que va en aumento. Pocas son las personas ajenas a su influencia, especialmente entre las nuevas generaciones, que ven en estas plataformas, no solo una vía de comunicación y expresión y una fuente de entretenimiento, sino una auténtica seña de identidad. Para las empresas, las redes sociales también se han convertido en una herramienta cada vez más necesaria por el alcance que permiten y por la transformación del entorno comercial en la era de la digitalización. Todo ello hace que, para muchas personas, las redes sociales sean un lugar imprescindible al que acudir y que revisar todos los días. Para ellas, de hecho, gran parte de su tráfico en red se lo llevan estas plataformas.

Toda esta atención y todo este movimiento en redes sociales abre la puerta a muchas oportunidades. Puede ayudarnos a ponernos en contacto con amigos y familiares, amplificar y dar visibilidad a nuevas vías de expresión artística, promocionar una marca, posicionar un producto o servicio, o incluso ayudarnos a aprender sobre temas que nos interesen. Sin embargo, también trae consigo una serie de riesgos y peligros como indica este artículo de ExpressVPN. Algunos de ellos tienen que ver con nuestra relación con las redes sociales y el uso que les damos, y se pueden poner de manifiesto en forma de adicciones, dependencias, apegos emocionales a la imagen digital, distorsión de la realidad al estar demasiado sumergidos en el entorno de la red social, problemas cognitivos y otras cuestiones similares que afectan a cada vez más personas (sobre todo jóvenes) que hacen un uso inadecuado de este tipo de plataformas. Por desgracia, muchas de ellas pueden derivar en patologías graves.

Otro de los grandes riesgos asociados al uso de las redes sociales son los ciberdelincuentes. Un entorno con tanto movimiento y flujo de información es un caladero muy atractivo para los criminales que operan a través de la red. Sus vías de actuación son diversas, e incluyen prácticas como el envío de virus (códigos maliciosos que se utilizan para acceder o controlar el equipo de las víctimas o bien para recabar información confidencial de las mismas); el phishing (que es el término que se utiliza para el conjunto de prácticas dirigidas a robar información a través de la suplantación de identidad); el ciberacoso (que consiste en la intimidación, la difamación y el acoso a través del uso de las nuevas tecnologías), así como otras que, generalmente, tienen como objetivo la información y los datos privados alojados en este tipo de plataformas.

Por suerte, prevenir gran parte de estos riesgos es posible poniendo un poco de atención en nuestras actuaciones en red y siendo responsables, cautelosos y discretos. Medidas básicas como instalar un antivirus, utilizar servicios VPN o contar con contraseñas robustas y seguras en nuestros dispositivos y en nuestras cuentas pueden ser buenos pilares sobre los que sostener el edificio de nuestra seguridad online. De la misma manera, dedicar un rato a configurar las opciones de seguridad en nuestros perfiles de redes sociales para limitar la exposición de nuestros datos y de nuestras publicaciones puede ayudar a evitar problemas de antemano. Si a esto le sumamos una actitud cautelosa y precavida a la hora de abrir enlaces o archivos que procedan de origen dudoso o de personas poco confiables, tratar de evitar aceptar las amistades digitales de personas que no conocemos y, en general, intentar mantener un perfil bajo en lo que a publicación de información comprometida se refiere, estaremos dando pasos de gigantes para aprovechar el potencial que ofrecen las redes sociales sin exponernos a robos, fraudes y extorsiones.

- Publicidad -
spot_img


Artículos Relacionados

Artículos Recientes

error: Content is protected !!