viernes, febrero 23, 2024

El tercer ojo

Publicado:

Las redes del crimen organizado en el país cada vez son más extensas, abarcan todo aquello que les deje ingresos económicos, literalmente todo. Ahora el negocio no solo se limita al ingreso de drogas al país, su más reciente adquisición son los mexicanos y todo aquel ciudadano deportado que son dejados en la frontera entre ambos países, ahí empieza otro suplicio.

 

La mira de los criminales y cárteles de la droga que operan en la frontera ahora también se centra, no solo en el cobro de plaza y cuotas para los “polleros” y “coyotes”, para el ingreso al vecino país, sino también ahora se está cobrando a todos aquellos que por alguna u otra circunstancia son deportados.

 

No es para nadie un secreto que al ser deportados muchos de los migrantes desean e intentan de nuevo el cruce para regresar a Estados Unidos, algunos otros por sus medios optan por regresar a su tierra de origen, tiempo suficiente para ser abordados en la frontera por los grupos criminales que ahí operan.

 

Con la visita del presidente Andrés Manuel López Obrador a la Unión Americana y su diálogo con el presidente Joe Biden, se abordó como uno de los temas torales lo migratorio, el ingreso legal a esas tierras que cada vez se vuelve un incremento de cifras mortales y jugosas ganancias para quienes se dedican al tráfico de migrantes.

 

Ahora los cárteles se apostan a las afueras de los centros de detención migratoria en México para abordar a todos los deportados, literalmente los secuestran, logrando de esta manera tener una carta para negociar con las familias de ambos lados de la frontera en caso que la persona intente de nuevo su ingreso, casos donde los “tablean” y torturan para emitir nombres, teléfonos o algún medio de contacto con las familias.

 

Por lo anterior, ahora no solo los migrantes encuentran trabas para su ingreso, sino para su salida, ya que todo está perfectamente organizado a fin de que nadie se les escape, incluso se les gira propuesta para integrarse a las filas de los grupos delincuenciales. Esos días, para quienes han vivido esta experiencia, se vuelven momentos de sobrevivir los más fuertes y de extorsionar a los más débiles.

 

MIRADA A LA IZQUIERDA

Siguen las protestas por adeudos pendientes, ahora se suman, como antes lo han hecho, los maestros de inglés quienes exigen pagos pendientes por su trabajo, algo que la instancia local se ha cansado en decir que es tema de la Federación y donde ellos habrán únicamente de fungir como interlocutores, pero ahora los profesores amenazan con tomar los accesos a la FENADU e impedir que se realicen los festejos para lograr su pago, algo que sin duda vendría a colapsar el inicio de los festejos.

 

MIRADA A LA DERECHA

 

Se vuelve el pan de cada día los reclamos de derechohabientes tanto del IMSS como del ISSSTE por la falta de medicamento, es ya una constante que pareciera no tener fin al corto plazo, vamos pues, solo se gasta saliva porque no hay quien resuelva

- Publicidad -


spot_img

Artículos Relacionados

Artículos Recientes

error: Content is protected !!