sábado, febrero 24, 2024

Impulsa Imcine inclusión de cineastas indígenas y afrodescendientes

Publicado:

La Secretaría de Cultura del Gobierno de México, a través del Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine) publicó los resultados de la segunda etapa de evaluación de la convocatoria 2022 del Estímulo a la Creación Audiovisual en México y Centroamérica para Comunidades Indígenas y Afrodescendientes (ECAMC).

 

Fueron seleccionados 14 proyectos para recibir el estímulo económico: 12 provienen de entidades federativas de México como Oaxaca (ocho) Chiapas (dos) Estado de México (uno) Puebla (uno) y dos de un país de Centroamérica (Guatemala). Cabe destacar que el 93% de las directoras y los directores seleccionados se autodescribe como indígena y el 7% como afrodescendiente; además, el 64% de las y los directores hablan una lengua indígena.

 

Entre los seleccionados, se encuentran ocho proyectos dirigidos por mujeres y seis por hombres. El 72% de los proyectos serán grabados en una o varias lenguas indígenas (chatino, kaqchikel, maya, mazahua, mixe, mixteco, tsotsil, zapoteco) mientras que el 28% restante serán totalmente en español.

 

Por género cinematográfico, los proyectos se dividen en seis documentales, cinco son combinación de documental-ficción y tres de ficción. En cuanto a la duración, destacan nueve largometrajes y cinco cortometrajes; además, cuatro serán postproducciones y 10 producciones.

 

Los proyectos elegidos, así como las personas que los dirigen y sus lugares de procedencia, se enumeran a continuación: Dueto charanda, de Alfredo Guzmán, pueblo mazahua (Estado de México). El Buceo de las ranas, de Leyzer Chiquin Chó, pueblo maya (Guatemala). Jme Jtamol-Partera, de Anastacia López, pueblo maya tsotsil (Chiapas). Huachinango rojo, de Cynthia Lizbeth Toledo, pueblo zapoteco (Oaxaca). La raíz de mi ombligo, de Xóchitl Enríquez, pueblo zapoteco (Oaxaca). La gráfica fugitiva, de Blanca Martínez, pueblo mixteco (Oaxaca). La raya, de Yolanda Cruz, pueblo chatino (Oaxaca).

Los que dicen ¡No!, de Ángel Froilán Flores, pueblo totonaco (Puebla). Marte al anochecer, de Edgar Sajcabún, pueblo kaqchikel (Guatemala). 8 Venado, de María Conchita Díaz López pueblo zapoteco (Oaxaca). Riox, palabra florida, de María Dolores Arias, pueblo tsotsil (Chiapas). Rufina mujer de barro, de Concepción Vásquez, pueblo mixe (Oaxaca). Sókó, de Nicolás Rojas, pueblo mixteco (Oaxaca). Soy Yuyé, de Balam Nieto Toscano, afrodescendiente (Oaxaca).

El ECAMC es un apoyo en formación y financiero que tiene por objetivo impulsar la inclusión de los pueblos indígenas y afrodescendientes en las diferentes áreas que conforman la creación cinematográfica, de forma individual y colectiva, a fin de promover el sentido de comunidad y pertenencia.

 

Esta es la cuarta ocasión en la que se abre la convocatoria del ECAMC, la cual consta de dos etapas de evaluación. En la primera etapa de 2022 resultaron elegidos 21 proyectos, de los cuales ocho fueron cortometrajes y 13 largometrajes, mismos que pasaron a la segunda etapa y participaron en el programa de formación, permitiendo a las y los realizadores consolidar sus carpetas de producción y postproducción.

 

En esta segunda etapa de 2022, además de recibir un estímulo económico para su producción o postproducción, las y los cineastas de los 14 proyectos seleccionados contarán con orientación durante un año y, en el mes de septiembre próximo, formarán parte de la Residencia ECAMC 2022, a realizarse en San Cristóbal de las Casas, Chiapas, en la que recibirán asesorías de personas expertas y cursarán talleres especializados en sonido y cinefotografía. Para más información, se puede consultar el portal oficial del Imcine: www.imcine.gob.mx

- Publicidad -


spot_img

Artículos Relacionados

Artículos Recientes

error: Content is protected !!