jueves, julio 25, 2024

Y el puente… ¿pa’ cuándo?

Publicado:

  • Columna Sena de Negros por: Dionel Sena

Una de las obras “emblemáticas” del sexenio pasado, es indudablemente el puente elevado en bulevar Francisco Villa, el cual, se suponía que iba a venir a resolver el problema del tráfico que se vivía en horas pico en esa zona del oriente de la ciudad, sin embargo, más allá de cumplir con ese objetivo, terminó por dificultar aún más afluencia vehicular, por el excesivo tiempo que se llevó su construcción, afectando a miles de automovilistas durante más de un año, pues en un principio, se vendió la idea que una vez iniciada la obra, esta se iba a entregar a más tardar en octubre del 2021, después que en febrero de este año y hasta el momento, es fecha que la “embrujada” construcción, aún no puede ser terminada, incluso el anterior gobernador pensaba que él mismo la entregaría antes de terminar con su mandato, lo que quedó claro que no fue así.

El mismo Esteban Villegas Villarreal, hoy gobernador del estado, siendo diputado local, cuestionó la obra, asegurando que la misma no era necesaria y que bastaba con la instalación de semáforos inteligentes, para solucionar el problema del tráfico provocado por la entrada de estudiantes a las distintas instituciones educativas en horas pico, al parecer dichas declaraciones fueron con conocimiento de causa, pues el mandatario vive por aquellos rumbos y sabía lo que se podía hacer para no terminar construyendo un puente, que a la postre, terminó afectando comercios, transporte público, el ingreso a su trabajo de miles de personas, la ecología y hasta a deportistas que a diario utilizaban ese camellón para correr, trotar o simplemente sacar a sus mascotas a caminar, aún así, se impuso la voluntad de algunos y la obra, se llevó a efecto, a gritos y sombrerazos, en una decisión que muchos consideraron unilateral.

Aún es una incógnita si las nuevas autoridades querrán entregar ese puente elevado, pues la obra en si, está cargada de una alta dosis de críticas, por el tiempo que se tomó, lo innecesario de la misma y su costo, por lo que es muy posible que una vez que la misma esté concluida, solamente la pongan en operación sin tanto aspaviento, pues al final, es el sexenio pasado el que será recordado por dicha edificación y su carga negativa, hoy repudiado por la mayoría y que ya lo único que se quiere, es que se ponga en marcha, pues aún sigue siendo un dolor de cabeza tomar el bulevar Francisco Villa y no saber el tiempo que se tomará cruzarlo, ya sea para ir a la escuela, al trabajo o incluso, al aeropuerto.

Difícilmente un gobernante en el futuro, querrá jugarse la mayor parte de su capital político y social en una obra semejante, es decir, que no cuente con el consenso ciudadano, que tenga en contra a los ambientalistas y a los propios deportistas, pues puede ocurrir exactamente lo que pasó con el puente referido, que sea el signo del repudio y el hartazgo, pues ni duda cabe que hay obras que son necesarias y seguramente en beneficio de miles de personas, pero esta en particular, nunca lo fue, por lo que no deja de ser una incógnita los motivos que llevaron a aprobarla, quizá en el corto plazo, lo sepamos, máxime cuando las nuevas autoridades inicien con las auditorías forenses que pondrán al descubierto muchas cosas, incluido el controversial tema del puente elevado.

Al tiempo…

 

- Publicidad -
spot_img


Artículos Relacionados

Artículos Recientes

error: Content is protected !!