sábado, julio 13, 2024

Oposición pide al Papa que llame a “diálogo nacional” en su viaje a Baréin

Publicado:

El Cairo, 14 oct (EFE).- El principal partido opositor de Baréin disuelto en 2016, el chií Al Wefaq, pidió este viernes al Papa que llame a un “diálogo nacional serio” en ese país del Golfo Pérsico durante su visita a Manama, prevista para noviembre.

En un comunicado, Al Wefaq también instó a que Francisco llame a la puesta en libertad de los opositores políticos y a los religiosos chiíes encarcelados durante años en el país árabe, razón por la que “lamentamos que un gran número de eruditos bareiníes no podrán recibir al Papa”.

“Esperamos que su Santidad el Papa tome una iniciativa humanitaria y llame a un diálogo serio entre el régimen y el pueblo, enfatizando los valores de tolerancia en Baréin”, cuya mayoría de población es chií pero gobernado por una monarquía suní, dijo el grupo opositor en un comunicado en sus cuentas en las redes sociales.

A través de esa iniciativa -agregó- el Papa “ofrece lecciones y consejos para que las autoridades vuelvan a su sentido y detengan todas las formas de marginación, exclusión y discriminación sectaria que han afectado a todos los ámbitos de la vida en Baréin”.

El Vaticano anunció la semana pasada que el Papa Francisco viajará a Baréin del 3 al 6 de noviembre para fortalecer el diálogo con el islam, con su participación en un foro interreligioso y con un encuentro con el consejo musulmán de ancianos en la mezquita del palacio real.

Durante ese viaje tiene previsto reunirse también con altos líderes religiosos como el egipcio Ahmad al Tayyeb, gran imán de Al Azhar, la institución más prestigiosa del Islam suní.

“El Papa llegará a Baréin mientras la mayoría de los defensores de la paz y la tolerancia religiosa siguen en las prisiones del régimen en casa y en el exilio”, lamentó Al Wefaq, que cuenta con una importante una influencia entre la mayoritaria comunidad chií del país.

Entre otros, el comunicado destaca los nombres del secretario general del grupo, Ali Salmán, detenido desde 2014 y condenado en 2018 a cadena perpetua, y el líder espiritual el ayatolá Sheij Isa Qassim, exiliado en Irán, y “otros cientos de sabios religiosos”.

Al Wefaq fue prohibido en 2016 junto con otros grupos de la oposición chií, y sus líderes están acusados de incitar al odio y llamar a la desobediencia e incluso de conspirar con Irán, que lidera la rama chií del Islam, contra el gobierno suní de la familia Al Jalifa.

Baréin, de unos 1,8 millones de habitantes, más del 70 % de ellos chiíes, fue escenario desde 2011 de protestas populares para pedir reformas políticas, y desde entonces diversas organizaciones internacionales han denunciado numerosos casos de tortura, represión y encarcelamiento de opositores por motivos políticos o religiosos. EFE

- Publicidad -
spot_img


Artículos Relacionados

Artículos Recientes

error: Content is protected !!