miércoles, abril 17, 2024

Minka y Gaby Por Eduardo Serrano

Publicado:

  • Ambiente Político Por Eduardo Serrano

Minka y Gaby no son hermanas; quizás tampoco amigas inseparables, sin embargo, sus caminos en el Ambiente Político, de alguna manera se han cruzado en varias ocasiones, lo que ha hecho que su relación sea inmejorable, a pesar, de pertenecer a diferentes grupos al interior de su partido. Ahora, las dos jóvenes blanquiazules, forman una importante mancuerna en el Comité Directivo Municipal (CDM) del PAN en Durango, Minka Hernández Campuzano como presidenta, y Gaby Vázquez Chacón como secretaria General. Es muy probable que, luego de haber sido ratificado por la Comisión Permanente Nacional, este miércoles pasado en la sesión de instalación del CDM, Minka le haya dicho, “¡Gaby que gusto de verte!”, a lo que ella respondió, “¡supe que eres presidenta!”, pero, más allá de la cortesía mutua, lo fundamental es que, con los nombramientos otorgados, principalmente el de Gaby, se ha dado un paso determinante en la representación de las diversas corrientes panistas.

En medio del proceso de renovación del Comité Directivo Estatal (CDE) del PAN, los acomodos de las fuerzas al interior, llevan un mensaje de apertura encaminado a la unidad, aunque eso no elimina del todo la posibilidad de que lleguen a la contienda del 18 de diciembre. Minka pertenece al grupo de Jorge Salum, a quien acompañó en la administración municipal pasada en la Secretaría Particular, pero en los hechos, fue una importante operadora, cuyas funciones se equipararon a las del Secretario del Ayuntamiento. Antes, Minka se había desempeñado como regidora en el trienio del Dr. José Ramón Enríquez, siendo por dos años coordinadora de la fracción. En poco tiempo, Minka se colocó en el escaparate panista. En 2021 buscó la candidatura para una diputación, solo que tuvo que ser “sacrificada”, y en el proceso reciente, donde todo indicaba que estaría en la lista como candidata a regidora, se le borró la sonrisa, ya que, nuevamente, los amarres internos la dejaron fuera.

Gaby cruzó pa’l otro lado, el de la administración estatal, con un buen desempeño en el Instituto de la Juventud, que le permitió atraer reflectores, gestionando y conquistando el territorio en el contacto directo con la gente. Al transcurso de los años, Gaby se hizo regidora, su posición era indiscutible. Durante la última fase del trienio de Salum, fue coordinadora de la fracción panista, mostrando tablas para la negociación y construcción de acuerdos, enfrentando argumentos, los embates de la oposición al gobierno salumnista. Muy identificada con el grupo de Carlos Maturino, Gaby traía buena escuela, aunque a muchos les duela, por eso se ganó un espacio en la lista de candidatos a regidores que acompañaría a Toño Ochoa en la apuesta por la alcaldía de Durango, siendo la única en conseguir la reelección, tras el triunfo aliancista en las urnas.

Minka y Gaby tendrán la oportunidad de darle un fuerte impulso al trabajo realizado por sus antecesores en la dirigencia municipal, Diego Flores y Fernando Rocha, quienes han estado muy al pendiente de los subcomités para que nada les falte, por ello, siguen en el ánimo de la estructura panista. Al incorporarse Francisco Esparza Martell, Gabino Varela, y liderazgos de mucho arraigo territorial como Paco González, Omar Carrazco y Cristhian Sida, no hay duda que Minka y Gaby tendrán un Comité impregnado de juventud, de gran dinamismo y con proyección en el mediano plazo que dará mucho de que hablar, no de la forma en que se habla de “otra”, de ella mejor no hablamos, ella sí se portó mal.

- Publicidad -


Artículos Relacionados

Artículos Recientes

error: Content is protected !!