lunes, junio 24, 2024

Repunte de la actividad económica no tiene señales de recuperación adecuada: CEESP

Publicado:

  • Inversión fija bruta presenta altas y caídas y dificultan un pronóstico de recuperación claro

De acuerdo con el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP), la inversión en México se encuentra 11.5% debajo de los niveles registrados en julio de 2018. Bajo esta línea, el órgano asesor del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) comentó que el pronóstico de la actividad económica en el país no ofrece señales de recuperación adecuada.

Según el desempeño del Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE), especialistas del sector privado consideran que al cierre del año se presente una variación positiva de 3 por ciento. En la opinión del CEESP, el repunte presentado por el IGAE en términos anuales tiene un efecto aritmético, ya que la áreas clave de inversión e inflación no presentan indicios de solidez para la evolución económica a largo plazo.

Durante marzo de 2022, la inversión fija bruta aumentó 2.9 puntos, frente al 2.3% del mes anterior. En junio del presente año, el sector privado informó a la agencia de noticias que la diferencia entre este mes y el periodo antes de la pandemia en 2018 permanecía en un margen de 2.3 por ciento.

Si bien las últimas cifras de INEGI muestran que este indicador de la inversión tuvo un crecimiento de 1.8% en agosto, el CEESP reportó un retroceso de 0.9 por ciento en septiembre. La inversión registró un crecimiento anual de 4.2%, lo cual la ubica en 2.2% sobre el nivel de 2018. No obstante, el órgano asesor del CCE considera que a partir del comportamiento aritmético de la inversión fija bruta, este indicador no tiene señales claras de fortalecimiento en la actividad económica.

Por su parte, la inflación reportada por INEGI señala que los precios al consumidor aumentaron 0.58 por ciento en noviembre de 2022. Asimismo, la inflación general anual pasó de 8.41% en octubre, a 7.80% en el presente mes. Con base en los datos oficiales, el sector privado comentó que esta disminución sobre las presiones inflacionarias es una buena noticias para el consumo en los hogares y la política monetaria.

No obstante, el CEESP agregó que la tasa de inflación subyacente se mantiene como una preocupación para el sector privado; especialmente al combinarse con las expectativas de inversión para la actividad económica. Al respecto, indicó que la tasa subyacente se elevó 8.51% en noviembre; equivalente al mayor incremento desde agosto del 2000, así como en una tendencia de 24 meses a la alza.

- Publicidad -
spot_img


Artículos Relacionados

Artículos Recientes

error: Content is protected !!