sábado, junio 15, 2024

Columna Sena de Negros por: Dionel Sena

Publicado:

  • La chamaqueada y el agandalle de Alito…

Finalmente se concretó lo que tanto se había anunciado sobre la coalición Va Por México, es decir, que sería un hecho este año y que quedaba amarrada para el 2024, sin embargo, llama la atención que la negociación fue por demás ventajosa para Alejandro Moreno Cárdenas y compañía, pues además de ese amarre, también el PRI llevará mano en la designación de candidatos a las gubernaturas en el Estado de México y en Coahuila, mientras que Acción Nacional -en teoría- pondrá a los candidatos a la presidencia de la república y a la jefatura de la Ciudad de México el próximo año que conociendo los antecedentes del campechano, llama la atención que estén confiando ciegamente en él cuando hay antecedentes de incumplimiento.

Si bien es cierto tanto Marko Cortés como Jesús Zambrano saben que necesitan al PRI para ser lo más competitivos posibles este año, es innegable que la negociación no les fue para nada favorable, pues nada garantiza que les cumplan los acuerdos en el 2024, pues ya en su momento Alito amagó con romper esa unión de fuerzas, cuando ordenó votar junto con Morena, la permanencia del ejército mexicano en las calles hasta el 2028, a pesar de que sabía que tanto Acción Nacional como el Partido de la Revolución Democrática iban en contra, un precedente que no deberían pasar por alto, pero al final no les queda de otra, pues es con el actual líder nacional tricolor con el que tienen que negociar, máxime cuando ya extendió su mandato hasta el próximo año.

La apuesta este año para el Estado de México será Alejandra del Moral para buscar derrotar en las urnas a Delfina Gómez de Morena, misión que se antoja por demás complicada, pero no hay que olvidar que no hace mucho en esa entidad surgió el Grupo Atlacomulco (del cual ya se verá qué es lo que queda). Mientras tanto en Coahuila, Manolo Jiménez Salinas de la coalición Va Por México tratará de mantener ese feudo tricolor cuando se mida en las urnas al senador Armando Guadiana quien salió arriba en las encuestas en esa entidad, ya se verá si esos dos cuadros logran sacar el resultado y llegan fortalecidos al 2024, lo que sobra decir que no será fácil, pues dicen los “expertos” que podrían terminar dividiendo victorias con el partido hegemónico y sus aliados.

También es innegable que era poco probable que tanto panistas como perredistas quisieran levantar la mano para poner al candidato de la colocación en el Estado de México o en Coahuila, sin embargo, si llama la atención la negociación del 2024, pues mucha es la historia que aún está por escribirse de aquí a que se lleguen esos tiempos y la permanencia de esa unión de fuerzas estará supeditada al proceso interno de Morena, el cual irremediablemente arrojará heridos y no hablamos de Ricardo Monreal, al cual le falló su estrategia de que lo corrieran de ese partido y convertirse en un mártir, cosa muy diferente si el que sale buscando nuevos horizontes es Marcelo Ebrard, escenario que cambiaría por completo lo que hasta ayer anunció la coalición Va Por México, incluso dejando con un palmo de narices a Santiago Creel Miranda, el cual ya se siente con la candidatura presidencial, habrá que recordarle que del plato a la boca se caen las aspiraciones.

- Publicidad -
spot_img


Artículos Relacionados

Artículos Recientes

error: Content is protected !!