domingo, marzo 3, 2024

Buenas prácticas de salud mental: atrasar la edad en el uso de teléfonos celulares

Publicado:

  • Especialista recomienda atrasar la edad de uso de teléfonos celulares en niños

Muchos padres manifiestan preocupación por los efectos que el uso excesivo de dispositivos móviles puede tener en el desarrollo cognitivo y emocional de sus hijos. Estas preocupaciones llevaron a expertos a recomendar que los padres retrasen la edad a la que sus hijos tienen acceso al teléfono celular para evitar problemas de salud mental. Para el asesor de la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR), Miguel Ángel Martínez-González, también es aconsejable regular el acceso a internet.

Los médicos alertan sobre los peligros del uso excesivo de teléfonos celulares y redes sociales entre jóvenes e instan a adoptar buenas prácticas. Esto se debe principalmente a la nomofobia, una condición mental asociada con estar constantemente conectado virtualmente e incapaz de desconectarse. Los expertos instan a los padres a considerar las necesidades emocionales y cognitivas específicas de sus hijos antes de permitirles tener acceso al teléfono móvil o al internet. Las personas con una mayor sensibilidad emocional son especialmente vulnerables a la condición, lo que significa que es importante analizar cuidadosamente cualquier riesgo potencial antes de permitirles utilizar este tipo de dispositivos.

Aún hay discrepancias entre los profesionales de la salud mental sobre la nomofobia, quiénes afirman, no es una patología

Martínez-González sostiene, “hay que poner el foco en la crisis de salud mental que está afectando a los jóvenes“. Un estudio de King’s College, afirma que un 40% de los jóvenes universitarios mostraron síntomas de adicción a los teléfonos smartphones.

Algunos médicos recomiendan restringir el uso del teléfono celular hasta una edad avanzada, como los 13 o 14 años, para evitar efectos dañinos en el bienestar físico y mental relacionados con la nomofobia. La clave, sostienen especialistas, es educar al niño acerca del uso responsable del dispositivo electrónico y sugerir actividades alternativas como deportes, juegos mentales o lectura para estimular el desarrollo cognitivo.

Uso de la tecnología y problemas de salud mental

De acuerdo con Martínez-González, la investigación epidemiológica demostró, el uso de pantallas y redes sociales en adolescentes está relacionado con un aumento de conductas suicidas, trastornos alimenticios y otros problemas de salud mental. Las pantallas, carecen de “calidez y certeza en el trato directo” y ello impide el disfrute de la proximidad y apertura cara a cara con otras personas, señala el especialista.

Una falta de proximidad en las relaciones cara a cara, “favorece el aislamiento, ansiedad, tristeza y depresión”, afirmo el experto de la UNIR.

Ante un creciente aumento de enfermedades de salud mental, la propuesta de Martínez-González es adoptar medidas, tal como se hizo con problemas de salud pública del estilo del tabacoobesidad o descenso de accidentes de tránsito. El especialista afirma, “es posible modificar las conductas de los jóvenes“, aunque en estos se requiera tiempo y educación. Los gobiernos deben tomar medidas estructurales con el fin de fomentar estilos de vida saludables pese a intereses comerciales que podrían generar dependencia al uso de la tecnología, concluyó el especialista quien fomenta buenas prácticas.

- Publicidad -


Artículos Relacionados

Artículos Recientes

error: Content is protected !!