martes, febrero 27, 2024

El Tercer Ojo

Publicado:

En la víspera del primer informe

¿Dónde estábamos con Aispuro y a donde vamos con Esteban?


Ya se cumplirá en algunos días un año que tomó las riendas del estado el gobernador Esteban Villegas y el ambiente se siente enrarecido, se percibe que no ha pasado nada casi 365 días de estar en el timón el mandatario. Si bien se ha avanzado en adeudos financieros y áreas torales que descuidaron los anteriores pero, ¿a dónde vamos en la actualidad a diferencia de dónde estábamos hace dos o tres años?.

Es innegable que desde el pasado septiembre, como ocurre con cada cambio de gobierno, se espera que las cosas cambien, que vuelva la estabilidad y prosperidad en todos los sentidos y exista un crecimiento tangible en la gente, esa gente que sigue creyendo que las alternancias harán que toda la maquinaria funcione como esperan.

Actualmente el gobernador del estado ha dado pasos positivos en tapar baches dejados por la anterior administración, como salir del semáforo rojo ante la Secretaría de Hacienda y así estar en posibilidades de solicitar préstamos y tener finanzas sanas con la tan difundida “reingeniería financiera”, que por momentos pareciera da resultados positivos, pero repentinamente algunas opiniones difieren.

Otro de los aciertos ha sido la continuidad en la seguridad, ese estatus que mantiene a la entidad como de las más seguras de México y con oportunidades de desarrollo para potencializar las posibilidades de empresas que tengan en la mira inversiones de algunos miles de millones de pesos y porque no, de dólares.

La salud ha sido de los rubros en donde se le ha metido mano en serio. Se cuenta a la fecha con programas ambiciosos para hacer de Durango una entidad donde nadie este carente de lo mínimo indispensable para sobrellevar enfermedades y padecimientos tanto en hospitales como la atención a la ciudadanía, algunos de estas crónicas. Se suman a esto el tema educativo donde son varias las áreas ajustadas, tales como uniformes escolares y los interminables aviadores.

Quedan pendientes y aun en el tintero los ex funcionarios que desfalcaron las arcas estatales, que hicieron su agosto y que, a la fecha, se han ventilado los boquetes financieros dejados y detectados por la Entidad de Auditoría Superior del Estado (EASE), en donde más que decir que falta, se requiere presentar responsables por los agravios a las finanzas que padecemos aun los durangueses, esos que exigen “cabezas”.

A la fecha, el jefe del ejecutivo sostiene una gira por China en búsqueda de empresas que vean a Durango como una posibilidad real de invertir y detonar de manera importante la economía del estado, de lograr ese esperado crecimiento que, según los que saben, no se dará como se espera y pretende, sector al que se apuesta fuertemente. La misma búsqueda la realizaron los gobernadores Ismael Hernández Deras y Jorge Herrera Caldera por los países asiáticos sin condensar algo que marque la pauta anhelada por el gobernador en turno.

Justamente la negativa de las empresas chinas, coreanas y de otros países asiáticos, radica en que Durango no está preparado, no se tienen los clúster necesarios para hacer atractiva la inversión en alguna otra zona que no sea La Laguna, sitio que increíblemente cuenta con más desarrollo industrial que la misma capital. Entre más al norte, más se abren posibilidades reales en los corredores comerciales necesarios para extraer las producciones hacía los puertos y el principal mercado que es Estados Unidos, haciendo, nuevamente, más atractivas las fronteras y entidades cercanas al vecino país.

Ojalá que se busquen opciones reales y de trascendencia por el bien de todos, porque de irle bien a Durango, la sociedad sentirá que las cosas caminan por buen rumbo y de la manera adecuada. Un año menos, solo faltan cinco y el reloj no se detiene.

- Publicidad -


spot_img

Artículos Relacionados

Chicotito

Tercer Ojo

Chicotito

Artículos Recientes

error: Content is protected !!