miércoles, julio 24, 2024

Naranja dulce, o ¿Salum partido?

Publicado:

  • Ambiente Político por Eduardo Serrano

Movimiento Ciudadano en Durango resistió al tsunami claudista, logrando colocar una posición en la siguiente Legislatura del Congreso Local, cargo que habrá de ocupar Martin Vivanco Lira, coordinador Estatal de dicho partido. Ya desde 2022, los emecistas habían avanzado colocando 3 regidores en el Cabildo capitalino, sacándole jugo al “marketing” en el Ambiente Político. Sin embargo, lo sustancial no está ahí. A diferencia de procesos anteriores, esta vez, no hubo fuga de “talentos”; la plantilla del Movimiento Naranja se mantuvo en 2022 y creció en 2024 con la incorporación de Jorge Salum, Mar Grecia, Meño de la Peña y otros políticos que fueron a “reforzar” la apuesta electoral. Para 2025, todo parece indicar que Salum del Palacio ha levantado la mano, pero, de acuerdo con los números arrojados en la jornada electoral, no necesariamente estaríamos hablando de una Naranja dulce, quizás, su postulación pudiera tratarse de un Salum partido.

A pesar de las críticas -hechas en su momento- a la gestión de Jorge Salum como alcalde de Durango, es indudable que entregó buenas cuentas; el saneamiento de las finanzas municipales es tal vez su mejor herencia. Tras su salida de las filas de Acción Nacional, se pensó que provocaría un impacto fuerte en la votación, y todo indica que no fue así. El Jorge Salum “Naranja”, no tuvo el mismo peso político que el Jorge Salum “Azul”. En Durango capital, donde se supone que está la fortaleza de Salum, el expanista obtuvo 26,286 votos; mientras que 28,692 duranguenses votaron por Jorge Álvarez Máynez; 29,980 sufragaron por los candidatos a diputados federales y más de 30 mil dieron su voto de confianza a los candidatos a diputados locales. Es decir, con los números fríos de la elección, la votación para el Senado en la fórmula que encabezó Salum, fue la que menos atrajo al electorado, mientras que la de candidatos a diputados locales en su conjunto, fue la mejor votada.

Analizando más a fondo los datos, Martín Vivanco siendo candidato por el 5to distrito local, obtuvo 13,785 votos, digamos que, en un solo distrito, Vivanco recibió poco más de la mitad, de los votos alcanzados por Salum del Palacio. Tal vez sería por falta de tiempo, que no pudo asociarse a Salum con Movimiento Ciudadano; su reciente pasado panista no hizo “click” con el electorado, pero también es probable que el propio Jorge Salum no se haya sentido cómodo en el Ambiente Político Naranja. Se le veía tan identificado con Xóchitl Gálvez, por su cercanía con ella, que fue complicado darle “la vuelta a la tortilla”, para verse natural el apoyo brindado a su tocayo Álvarez Máynez. Además, una campaña al Senado a ras de tierra solo en algunos municipios, y en un tiempo limitado, pudo ser insuficiente para que la fórmula Naranja impactara de manera efectiva en las urnas.

Hay que esperar a ver cómo desmenuzan los datos desde la Coordinadora Nacional, para ver si la decisión es apoyar al exalcalde en 2025, o impulsar a un perfil mejor posicionado, dado que lo mínimo a lo que puede aspirar Movimiento Ciudadano, es a conservar las tres regidurías, por lo tanto, es fundamental que presenten una candidatura competitiva. Además, en la reja de naranjas locales, hay liderazgos que sumaron votos en esta elección, y de alguna manera, sobrevivieron al tsunami cuatroteísta, como Alfredo Varela, Mariana Verduga y Alan Espinoza por citar algunos nombres que, en equipo, pueden dar resultados más dulces, en las urnas.

 

 

- Publicidad -
spot_img


Artículos Relacionados

Artículos Recientes

error: Content is protected !!