miércoles, julio 24, 2024

Un buen salvavidas para el PAN

Publicado:

  • Ambiente Político por Eduardo Serrano

El presidente nacional del PAN, Marko Cortés Mendoza, se subió al ring del Ambiente Político, primero con Javier Lozano y luego con el expresidente Felipe Calderón; en ambas peleas, el líder blanquiazul, salió severamente raspado y con él, el panismo entero, al hacer de un pleito doméstico, un show ridículo en la arena del ciberespacio y en los medios de comunicación. Ciertamente, el fuerte oleaje del tsunami cuatroteísta los revolcó -otra vez- en 2024, así como lo hizo en aquel 2018, por una simple y sencilla razón: no lograron establecer un plan de contingencia como partido opositor, en el que se creara un perfil que se pusiera “al tu por tu”, con la abanderada de la Cuarta Transformación, hoy virtual Presidenta electa Claudia Sheinbaum. Se les pasó el tiempo, y en sus “compras de pánico”, impulsaron una candidatura débil, para navegar a bordo de partidos igualmente débiles, que se hundieron irremediablemente el 2 de junio, fecha en que tocó tierra el huracán categoría 4T.

El panismo a nivel nacional, se encuentra en un proceso de reflexión, ahora que “se han calmado las aguas”, sacudiéndose la arena de todos los rincones del territorio nacional. Mientras eso ocurre, la gestión del lanchero Cortés Mendoza, está llegando a su fin. Tal parece que eso mantiene viva la esperanza de que el PAN, llegue a buen puerto en los próximos procesos electorales que serán de índole local en dos entidades, Veracruz y Durango. Sin embargo, la renovación del Comité Ejecutivo Nacional del blanquiazul, tiene exigencias muy particulares, que deberán considerarse a manera de plan preventivo. Una de ellas es que la nueva dirigencia nacional, debe estar a la altura de los nuevos tiempos en el Ambiente Político, dado que la estrategia de confrontación con Palacio Nacional, no fue del todo efectiva; de hecho, el Tabasqueño, la Presidenta Electa, MORENA y sus aliados, deben estar muy contentos por la revolcada que se están dando ahora entre los propios panistas.

Al PAN le urge un salvavidas, verdaderamente capacitado para enfrentar la furia de las olas que golpean el malecón de la oposición. Suenan para esta importante tarea de dirigir al PAN, varios nombres, entre ellos Jorge Romero Herrera; fue diputado de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal en 2006 y Jefe de la Delegación Benito Juárez en 2012 también en el entonces DF. Actualmente es diputado federal y presidente de la JUCOPO en San Lázaro, y es quien se perfila con mayor fuerza para dirigir al panismo. Si bien es cierto, se le ubica dentro de las huestes de Cortés Mendoza, ha sido muy claro su desmarque, pues posee una mejor visión de la realidad por la que atraviesa la política nacional y el panismo en particular.

El sonorense Damián Zepeda, es otro que se han apuntado como salvavidas; es un personaje crítico  de la dirigencia de Marko Cortés; hombre cercano al excandidato presidencial Ricardo Anaya. También está Adriana Dávila, fue senadora, y dos veces diputada federal. Con el argumento de que ahora “es tiempo de las mujeres”, hay quienes la ven como opción, ya que, durante la historia del PAN, no ha habido dirigente femenina; sin embargo, al parecer no posee las simpatías blanquiazules suficientes. Con la comisión organizadora de la elección interna debidamente conformada, ya solo hay que esperar a que el panismo, elija un buen salvavidas que los unifique, porque, según el Sistema Meteorológico del Ambiente Político, todavía seguimos en temporada de huracanes electorales.

 

 

- Publicidad -
spot_img


Artículos Relacionados

Artículos Recientes

error: Content is protected !!