viernes, septiembre 17, 2021
Inicio > Noticias > Internacional > 25 años después Jordania se pregunta si acuerdo con Israel fue una buena idea

25 años después Jordania se pregunta si acuerdo con Israel fue una buena idea

Abdul Jalil Mustafa

Ammán, 25 oct (EFE).– La paz suscrita por Jordania a Israel hace 25 años no ha podido evitar un paulatino empeoramiento de las relaciones entre los dos países desde 1994 tras un acuerdo que llegó en el marco de la conversaciones de Madrid y que hoy para algunos fue una buena idea y para otros no.

“Lo menos que podemos decir en este momento es que las relaciones entre Jordania e Israel están en el refrigerador y en estado de congelación”, indicó a Efe el exministro de Exteriores jordano Kamel Abu Jaber.

Jaber afirmó que las razones para ello son muchas, entre ellas, “el hecho de que Jordania acata la legislación internacional mientras que Israel le da la espalda al derecho internacional y al derecho humanitario internacional”.

Jordania e Israel firmaron un tratado de paz el 26 de octubre de 1994 en Wadi Araba, en el sur de Jordania, con la presencia del entonces presidente de Estados Unidos, Bill Clinton, el fallecido rey Husein de Jordania y el asesinado primer ministro israelí Isaac Rabín.

Con el acuerdo, Israel reconocía el derecho de Jordania a cuidar de los lugares sagrados islámicos y cristianos en Jerusalén Oriental, que junto al resto de la rivera de Cisjordania, fueron ocupados por Israel en la guerra de los seis días en 1967.

Los acuerdos de 1993 entre la Organización para la Liberación de Palestina e Israel en Oslo y el subsecuente jordano-israelí de 1994 fueron producto de la conferencia de Madrid en 1991. que buscó reavivar el proceso de paz en Oriente Medio a través de la negociación.

“Creo que Jordania tomó la decisión correcta cuando firmó el tratado de paz con Israel en 1994”, dijo Abu Jaber, ministro de Exteriores durante las negociaciones de Madrid.

Con el acuerdo de paz, Jordania recuperó las zonas de Baqoura y Al Ghamr, que fueron cedidas a Israel durante 25 años mediante acuerdos anexos al tratado de paz.

“Es una conclusión ineludible que las dos zonas vuelvan bajo soberanía jordana el 10 de noviembre como ha prometido el rey Abdalá II”, indicó.

Pero el acuerdo hoy está lejos de haber pacificado las relaciones bilaterales.

Jordania ha criticado reiteradamente y cada vez de forma más enérgicas las acciones unilaterales de Israel en Jerusalén y en Cisjordania, y ha reiterado que ponen en peligro la solución de los dos estados al conflicto palestino israelí, que respalda la inmensa mayoría de la comunidad internacional.

Además, los incidentes que en los últimos años han protagonizado judíos fanáticos en la explanada de las mezquitas entrando en Al Aqsa, uno de los lugares más sagrados para el islam y el judaísmo, se han convertido en un motivo habitual de protesta diplomática.

“Si los israelíes cometen esas agresiones de forma recurrente en los lugres cristianos y musulmanes en Jerusalén con un tratado de paz en vigor, cuál será la situación cuando los dos países no estén obligados por un pacto”, se preguntó Abu Jaber.

El deterioro de las relaciones bilaterales han llevado a algunos a pensar que tal vez el acuerdo no sea la mejor forma de relacionamiento.

El diputado Saleh al Armout, de la islamista Alianza de la Reforma, indicó que se está preparando un borrador de ley para cancelar el pacto de Wadi Araba que será presentado “en breve” en el parlamento.

“Estamos respaldando la propuesta con 65 violaciones del tratado de paz por parte del enemigo sionista”, añadió.

El profesor de Ciencia Política en la Universidad de Yarmok, Ahmad Nawfall, no ve futuro en el acuerdo de paz en base a los “continuas actuaciones unilaterales israelíes” en los últimos 25 años.

Citó como razones para abolir el acuerdo el cambio de la capital de Israel de Tel Aviv a Jerusalén reconocido por Estados Unidos y la adopción de “medidas raciales” como la ley del estado nacional que convierte a Israel en una nación para los judíos.

“Cuando el acuerdo fue firmado en 1994, Jordania esperaba que el resultado sería de su interés a largo plazo, pero el lado israelí ha demostrado no estar al nivel de la confianza”, afirmó.EFE

A %d blogueros les gusta esto: