45-40. Alabama es el nuevo campeón nacional universitario de la NCAA

CYf71GhUsAAIwM1Glendale (Arizona, EEUU), 11 ene (EFE).- El Crimson Tide de Alabama se proclamó nuevo campeón nacional universitario (NCAA) del fútbol americano al vencer en la gran final por 45-40 a los Tigers de Clemson y quitarles el invicto.


El doble gran sueño de los Tigers de conseguir el título nacional y mantener el invicto durante toda la temporada universitario llegó a su final ante un rival que supo definir mejor en los momentos claves con una dirección técnica perfecta desde fuera de las líneas.

En un partido no apto para cardíacos, el Crimson Tide mostró toda su clase a la hora de llevarse el título nacional en la segunda edición de los playoffs del fútbol americano universitario.

El corredor junior, Derrick Henry, ganador del Trofeo Heisman esta temporada, fue el líder y la estrella del ataque terrestre de Alamba al conseguir tres anotaciones después de hacer 36 acarreos para 158 yardas de avance y el mayor fue de 50 yardas.

A pesar de la gran labor realizada por Henry, que fue importante, la clave del triunfo de Alamba se dio a la gran labor que realizaron los equipos especiales con las estrategias que puso en práctica el entrenador en jefe de Crimson Tide, Nick Saban.

Especialmente decisivas fueron dos genialidades que protagonizaron los equipos especiales de Alabama cuando a falta de 10:34 minutos por jugarse del cuarto periodo, y luego de empatar el duelo 24-24 con un gol de campo, Saban sorprendió a Clemson al mandar una patada corta que fue recuperada con éxito por el Crimson Tide en la yarda 50.

Dos jugadas después, el mariscal de campo del equipo de Alamba Jake Coker conectó con el ala cerrada O.J. Howard en pase de anotación de 50 yardas para tomar la delantera.

Posteriormente, tras un gol de campo de Clemson, el corredor Kenyan Drake devolvió una patada de entrega de balón 95 yardas para el touchdown que comenzó a inclinar la balanza a favor de Alabama.

Coker completó 16 de 25 pases para 335 yardas, hizo dos envíos de anotación y no le interceptaron ningún balón como responsable en la dirección del ataque del equipo de Alabama.

“Era el sueño que siempre tuvo de pequeño, el poder convertirme en campeón nacional universitario”, declaró Coker al concluir el partido.

Junto a Henry y Coker, la gran labor ofensiva de Howard también hizo la diferencia en el título nacional que posee Alabama después de capturar cinco pases para 208 yardas y poner dos veces el ovoide detrás de la línea de protección de los Tigers, que a pesar de la derrota completaron una gran temporada.

El mariscal de campo Deshaun Watson se encargó de dirigir la ofensiva del equipo de Clemson y lo hizo de forma brillante al completar 30 de 47 pases para 405 yardas, hizo cuatro envíos de anotación y le interceptaron un balón.(1)EFE