Siete días de Grilla

El Partido Revolucionario Institucional está perfectamente muerto. Solo falta que alguien se lo haga entender para darle cristiana sepultura, pero el PRI como franquicia, por ahora, no vale nada.

Claudia Ruiz Massieu, la presidenta interina del PRI, sobrina además de Carlos Salinas de Gortari, tendrá a cuestas la ingrata tarea de acabar con lo que resta del partido y emprender la búsqueda de uno nuevo.

Y no será cosa de cambiarle las siglas y los colores, que ya tienen a los mexicanos hasta la coronilla, no. Tendrá que emprender una refundación, o un renacimiento desde los cimientos, desde las bases.

El PRI se encuentra ante la empresa más complicada de su historia, puesto que aparte de ser la tercera fuerza política nacional, muchos de sus “cuadros distinguidos” ya no existen o ya se fueron.

Los tres o cuatro priistas que le quedan al partido tienen que sentarse a revisar dónde se extravió la otrora fábrica de presidentes, gobernadores, senadores, alcaldes y diputados, y reaccionar en consecuencia.

Han de identificar y subrayar las principales causas de su inminente desaparición para no volver a tropezarse con ellas.

Mientras no entiendan que es “La Generacion Podrida” la que le tiene al borde del sepulcro, no volverán a ganar una elección ni entre sus familiares.

Y mientras no hagan nada para castigar a los ladrones que conforman esa vergonzante generación, el PRI, ni bañándolo podrán volver a venderlo entre los mexicanos.

Hay periodistas mexicanos, y hasta extranjeros, que no superan el triunfo de Andrés Manuel López Obrador. Lo atacan un día sí, y otro también, como creyendo que por esos ataques impedirán o cancelarán su triunfo.

Pena ajena que ahora esos escribidores le han encontrado las múltiples facetas adversas al próximo Presidente de México, cuando en el pasado nunca supieron de alguna falla de los “cuadros distinguidísimos del PRI” o del PAN.

Nunca se percataron de que están pasando, y seguirán pasando en los próximos meses, los más grandes rateros que se hayan conocido en la historia política de México, o de menos nunca lo escribieron.

Se supone que son cómplices por omisión, pero tan culpables como los mismos ladrones, pues supieron del daño que le hacían a la patria y a los estados, y nunca lo hicieron público.

Ojalá que pronto lo superen, que entiendan que el pueblo dispuso lo que ha de hacerse en lo sucesivo y que no hay forma de revertirlo, por más periodicazos que avienten. ¡Ya, supérenlo…!!!

No todo está dicho en materia política respecto de los posibles diputados plurinominales. El IEPC tiene 18 impugnaciones por supuestas anomalías cometidas antes, durante y después de la elección, y todavía pudiesen presentarse más recursos.

O sea que, algunos de los que incluso ya tienen la constancia de mayoría en su poder, todavía pudiesen enfrentar acciones que pueden dejarlos fuera de cualquier posibilidad de llegar a la legislatura.

La asignación de las diputaciones plurinominales es lo que más ha calentado a los mismos partidos, y por lo que la autoridad pudiese verse en la necesidad de modificar los criterios para hacer un reparto más justo, más apegado a la realidad.

Se impugna las plurinominales de la doctora Marta Palencia y de Miguel Ángel Lazalde

También hay recursos contra la constancia de mayoría entregada a Gabriela Hernández, la hija de Ismael Hernández Deras, por supuesta compra de votos y hasta por amenazas de muerte.

O sea que, para no hacer largo el cuento, aun con constancia de mayoría, varios de los presuntos diputados pudiesen quedarse con las manos vacías.

Otro que no supera la aplastada que les puso mi tío es el poblano Javier Lozano, el ajonjolí de todos los moles, ayer el abogado Jesús Robles lo dejó como el palo del gallinero y listo para el retiro, aunque desde el 1 de julio ha de estar haciendo maletas.

Lozano, el agradable Lozano, el perrepanista tricolorizado (una mezcla de Lozano y Vicente Fox) es aquel que pidió que no le bajaran el sueldo porque de lo contrario se tendría que dedicar a robar.

Y no dudamos que eso ande haciendo, pues junto con la aplastante derrota que sufrió con el PRI se cayeron sus perspectivas chambistas para el siguiente sexenio y que había madurado al interior del tri.

El caso es que anoche Robles le puso una friega memorable al hablantín poblano, que a pesar de los pesares todavía se defiende queriendo corregir sus estupideces señalando errores ortográficos para salirse por la tangente.

Tampoco Javier Lozano lo supera, y seguramente no lo superará hasta que alguien le aviente un hueso y pueda entretenerse sin estar tiznando a la borrega.

 

Ya descubrimos por qué hay tanto accidente, y muchos con resultados fatales, en la carretera Francisco Zarco. Sin exagerar, es un camino para motocicletas o bicicletas, y sin embargo, por él transitan camiones, autobuses y autos amplios

El camino Canatlán-Santiago Papasquiaro-Tepehuanes-Guanaceví, el No. 23 de la red estatal (aunque lo atiende el Gobierno Federal) está abandonado en todos sentidos. Tiene muchos hoyos, infinidad de “olanes” peligrosísimos y es exageradamente angosto.

La carretera referida es apenas apta para vehículos más angostos como las cuatrimotos, y sin embargo por él transitan toda clase de unidades pesadas y anchas, de ahí el elevado número de percances que con frecuencia conocemos.

Extraña que a pesar de ser un camino muy transitado, de los más circulados del estado, nadie se haya quejado de menos por lo angosto de la cinta asfáltica.

Son tan angostos los carriles que aquellos vehículos anchos se exponen a salirse del camino o a estrellar sus retrovisores, pero en esas causas se originan muchos de los accidentes fatales de los que con frecuencia damos cuenta.

Ojalá que nuestras autoridades se percaten de esa gran realidad, que reaccionen en consecuencia y de una buena vez le hagan un favor a tanta gente que a diario se expone a perder a vida en un camino no apto para una circulación segura.

Hay que ser muy inocentes para pensar que Roberto Domínguez, sin la ayuda de nadie, trató de agandallarse el auto que la FENADU rifaría antenoche. El caso, además de vergonzozo, es sospechoso en extremo.

Domínguez llevaba el boleto premiado en su mano derecha, pero para hacer la jugada, para sacarlo a la hora de meter la mano al ánfora, nada más podría hacerlo con la ayuda de alguien, o de varios alguienes.

Cosa de ver el video que está dando la vuelta al mundo cibernético para entender que Roberto no pudo actuar solo. Que para que “coincidiera” que llevaba el boleto “premiado” en su mano, y para tener acceso al ánfora, alguien más se pasó de lanza.

Y no sugerimos nombres, de Fulano o de Zutano, no, pero… ahí están las evidencias. En los videos se aprecia con absoluta precisión cuando hasta presionan a Roberto para que pase a sacar el número premiado. ¡No manchen…!!!

Ahora, lo lamentable, que medio mundo pensará que los carros rifados antes también se “rifaron” con “dados cargados”.

Ayer se decía que el comité de la feria actuaría de manera penal contra Domínguez y quien resulte responsable, pero… quizá si tantito le escarban van a toparse con más grandísimas “sorpresas”.

Mucho muy lamentable y penoso el sainete protagonizado por periodistas, seudoperiodistas, empresarios de la alimentación, seudoempresarios de la alimentación e influyentes que de la prensa se valen para los negocios.

Lamentable porque en los casi 50 años que llevamos en el medio nunca vimos que un periodista se haya valido de su trabajo para hacerse de millonarios contratos. Nunca lo vimos, aunque tampoco descartamos que haya ocurrido, pero por lo menos antes los periodistas-empresarios no fueron exhibidos de forma tan lamentable.

Penoso porque un periodista que le debe favores al gobierno ya no es periodista. Está obligado a servirle al gobierno como aplaudidor en todo momento.

Hemos conocido otros periodistas incrustados de por vida en las nóminas oficiales, y aunque también están obligados a aplaudirle al patrón, no han sido tan evidentes como el caso que ellos mismos, los protagonistas, han dado a conocer a la sociedad en los últimos días.

Tiene su lado bueno el tongo que nos han comunicado en los días recientes, pues precisa quiénes son los periodistas o seudoperiodistas que se han valido del trabajo para hacerse de la millonada, y que, por lo menos, no estamos en esa penosa y lamentable lista.

Una de las fiestas más importantes que se celebran por nuestros días en Durango, y desde hace muchos años, es la de Santiago Papasquiaro, Dgo., en homenaje a Santo Santiago, el santo patrono del pinolero municipio.

Estuvimos ayer en la Cabalgata Anual de los Ganaderos, que se hace sobre las principales arterias de aquella cabecera municipal, y pudimos ver y oír a más de cien bandas sinaloenses amenizando la parada hípica.

Y no es todo, ayer, tras la cabalgata, a nuestro regreso a Durango, pudimos ver de menos otros tres grupos musicales que se dirigían a Santiago Papasquiaro, o estaban cerca de la pinolera población.

Una saturación de música sinaloense que, en serio, por momentos, no sabe uno qué toca un grupo y qué el otro, o qué el que va más adelante y qué viene tocando el siguiente.

Es así la fiesta anual en homenaje a Santo Santiago, el santo patrono de los santiagueros que empezó el pasado 13 de los corrientes y culmina el 28 de julio, pero que tiene mañana domingo las celebraciones más importantes de la jornada anual.

Como si se tratara de esas películas que después de la primera anuncian segunda, tercera, cuarta, quinta parte, aunque algunas hacen cada vez más versiones, así parece suceder en esta ciudad con la situación de las banquetas del centro histórico.

Después de que durante varias ocasiones se realizaran trabajos para dejarlas en buenas condiciones, para que su apariencia armonizara con los edificios históricos que hay en esta ciudad, para los cuales fue necesario que los ciudadanos nos armáramos de paciencia para tolerar las molestias que implicaron varios meses, en los cuales había que sortear el paso de vehículos por la calle, pues no había otra opción, de ver cómo cuando ya parecía que habían terminado estas obras y se podían ver las banquetas como nuevas, a los pocos días eran levantadas de nuevo porque al arreglarlas se olvidaron algunos detalles, como la instalación de cableado subterráneo, fueron muchas semanas de tratar de caminar por el centro de la ciudad sin caer en algún hoyo en las banquetas o tropezar con los materiales que se encontraban en estas.

Sin embargo esa molestia llegó a su fin después de bastante tiempo, cuando finalmente terminaron los trabajos de rescate, pero el gusto no duró tanto, pues ahora nuevamente se levantaron las de algunas calles, que aunque se veían en buenas condiciones, las autoridades decidieron hacerles arreglos, con la incomodidad y riesgo que ello implica para los ciudadanos, además de que todo parece indicar que hay suficiente dinero para cambiar constantemente esta parte de la infraestructura urbana, como si no se tuvieran otras necesidades.

Sería interesante saber cuánto se ha gastado en los últimos años, solamente en las banquetas del centro de la ciudad.

No solo se deben de hacer obras en avenidas y bulevares principales, deberían de ir a las colonias y pavimentar las calles que están en completa terracería y solo les causan daños a los carros de los ciudadanos.

Pues en estos tiempos en los que se han estado presumiendo cifras para el arreglo de las principales avenidas de Durango, no se ha presentado ningún plan de pavimentación en colonias, en el que se mencione con bombo y platillo el presupuesto de millones de pesos para pavimentar las calles de esos lugares, situación que lamentablemente no ocurrirá.

Ignorar que es necesario que se pavimenten las calles de las colonias es ignorar que esto sería un gran aliciente para el desarrollo y crecimiento de estas zonas, pues con calles pavimentadas el flujo de personas, carros y comercios abriría oportunidades para los colonos, además de quitarles problemas de encharcamientos e inundaciones.

La pavimentación y alcantarillado hacen más falta en las colonias que en el centro de Durango.

fuente de las ranitas

El robo de la Dama del Cántaro, figura icónica que identifica todo duranguense en la fuente de Las Ranitas en el Parque Guadiana, es solo la punta del iceberg de la delincuencia que está sufriendo la capital, pues este robo destapó que desde hace más de 2 meses se han estado suscitando hurtos de figuras y estatuas en la capital.

Lo que hace más increíble este robo es que se acababan de instalar una serie de cámaras de video en las inmediaciones del parque, las cuales hasta la fecha no arrojan un sospechoso para las autoridades municipales.

Bustos, placas conmemorativas, estatuas y otros adornos de la ciudad de Durango han sido robados desde ya hace más de 2 meses y no ha pasado nada con los responsables.

Ni los adornos y monumentos de la ciudad se salvan de esta ola delictiva, misma que se está agudizando cada vez más, por lo que se espera que en breve se recupere esta emblemática figura por la que la mayoría de los duranguenses tiene un afecto muy especial