Inicio > Noticias > Deportes > 7-4. Wacha domina desde el montículo; Alonso y Conforto ponen el bate ganador

7-4. Wacha domina desde el montículo; Alonso y Conforto ponen el bate ganador

Boston (EE.UU.), 27 jul (EFE).- El abridor Michael Wacha se combinó con tres relevista, que controlaron a la ofensiva de los Medias de Boston, mientras que Pete Alonso, Michael Conforto y Dominic Smith pegaron sendos jonrones que ayudaron a los Mets de Nueva York a ganar 7-4 el partido de interligas y olvidarse de la paliza (2-14) que el domingo recibieron de los Bravos de Atlanta.

El abridor de los Medias Rojas Josh Osich (0-1) escapó de problemas en el primero gracias a dos errores de base de Mets, pero le dio un tiro de dos carreras a Conforto en el segundo que despejó tanto el bullpen del visitante habitual como la carpa auxiliar detrás de él.

El jonrón de Alonso frente a Jeffrey Springs, que puso el 4-0 en la tercera entrada, superó al Monstruo Verde y golpeó la pared detrás de la segunda fila de recortes de abanicos, rebotando hacia el cuadro interior. Fue cronometrado con una velocidad de salida de 116 mph (187 kilómetros).

Smith puso el 7-0 con un tiro de tres carreras en el cuarto episodio que dejaba el marcador y el partido favorable a los Mets y suficiente para que Wacha (1-0), quien era un novato de los Cardenales de San Luis, de 22 años, cuando se enfrentó a los Medias Rojas en la Serie Mundial 2013, venciéndolos en el Juego 2 antes de perder en el Sexto que iba a ser el decisivo.

Tras haber fichado con Nueva York como agente libre en la temporada baja, Wacha ponchó a cuatro y caminó a uno en su debut con los Mets, permitiendo su única carrera en el jonrón solitario de Mitch Moreland en la cuarta entrada.

El campocorto arubeño Xander Bogaerts también conectó un cuadrangular con Boston y agregó una remolcada por tierra en el octavo antes de que el sencillo de anotación de Moreland lo redujera a 7-4.

El relevista Seth Lugo lanzó el noveno para su primer salvamento antes de que los Mets abandonaran el campo con la celebración habitual después del juego, chocando los antebrazos sin preocuparse por la pandemia de coronavirus que obligó a posponer tres partidos de Grandes Ligas el lunes.EFE