viernes, agosto 19, 2022
Inicio > Noticias > Cultura > 75 años de Paul Auster

75 años de Paul Auster

El pasado 3 de febrero, una de las voces más influyentes de la literatura contemporánea cumplía 75 años. Paul Auster es uno de los autores más prolíficos e importantes de nuestros días, un trabajador de la palabra que ha hablado de diferentes temas y en distintos formatos, pero siempre con la misma intención: contar historias.

Paul Auster es un narrador nato, incluso cuando no escribe ficción. Un trabajador de la palabra para el que la frontera entre la literatura y la realidad no existe. Lo mismo convierte en ficción la realidad que le rodea, como en la “Trilogía de Nueva York”, una de sus obras más célebres, que expone como si fuera una obra literaria un detallado trabajo de investigación sobre un suceso real.

Eso es precisamente lo que Auster ha hecho en su último trabajo, “La llama inmortal de Stephen Crane”. Esta biografía de más de mil páginas sobre el escritor norteamericano del siglo XIX Stephen Crane, de gran influencia pese a que falleció con tan solo 28 años, se lee como si fuera una más de sus novelas de ficción.

El pasado mes de diciembre, el escritor neoyorkino estuvo presentando este trabajo sobre quien él mismo califica como “el Mozart de la literatura” en la FIL de Guadalajara, la mayor feria literaria de México. El éxito de la 35ª edición de la FIL fue la prueba palpable del entusiasmo que mantienen los lectores mexicanos, también entre las nuevas generaciones.

Nacido en Nueva Jersey el 3 de febrero de 1947, Paul Auster cuenta con una dilatada carrera profesional. Ha sido traductor, ensayista, poeta, guionista y hasta director de cine, pero, sobre todo, es un cronista de nuestro tiempo que hace magia con la palabra para diseccionar al ser humano de nuestros días.

Tiene publicadas hasta 16 novelas de ficción bajo su nombre, a las que habría que añadir su primera obra, “Squeeze Play” de 1984, que publicó bajo el pseudónimo de Paul Benjamin. A lo largo de su trayectoria ha tratado diversos temas, de los que ha ofrecido múltiples versiones; no hay un único punto de vista, todo depende cómo se mire.

Pocos esperarían encontrar un trabajo de Paul Auster entre los mejores libros sobre poker y, sin embargo, “La música del azar” (1990) es considerado por quienes saben como una de las mejores obras sobre el tema. En “Timbuktu” (1999), ni siquiera es el humano el que habla, es un perro, Mr. Bones, quien se plantea las preguntas existenciales. Y su última obra de ficción, “4 3 2 1” (2017), es la misma historia contada cuatro veces, cada una con una versión distinta.

La obra de Paul Auster es tan compleja y a la vez tan sencilla como el propio ser humano. Pero si hay un lugar común que aparece como telón de fondo de muchas de sus novelas es Nueva York, la ciudad que mejor conoce.

Paul Auster ya había alcanzado cierta fama en los círculos literarios gracias, sobre todo, a sus tres primeras novelas (“Ciudad de Cristal”, “Fantasmas”, “La habitación cerrada”), que se reunieron en la “Trilogía de Nueva York” (1987), y también a otros trabajos como “El palacio de la luna” (1989) o “Leviatán” (1994). Pero muchos lo conocieron en los años 90 a través del cine independiente, gracias a su trabajo como guionista en dos filmes protagonizadas por el actor Harvey Keitel, que nos acercan a la realidad de un buen número de personajes pintorescos del corazón de Brooklyn.

Además de escribir el guion de “Smoke” (1995) y el de “Blue in the Face” (1995), que también codirigió junto a Wayne Wang, también ha sido guionista para otros dos trabajos cinematográficos que él mismo se encargó de llevar a la gran pantalla: “Lulu on the Bridge” (1998) y “The Inner Life of Martin Frost” (2007).

Su carrera como escritor se complementa con un buen número de obras de no ficción entre las que llama la atención “Aquí y Ahora” (2013), un compendio del intercambio por carta que Paul Auster mantuvo con el escritor y Premio Nobel J. M. Coetzee entre 2008 y 2013.

Este recopilatorio de cartas fue una especie de experimento entre ambos escritores promovido, al menos según se indica en el libro, por la esposa de Paul Auster, la también escritora Siri Hustvedt, que cuenta con una carrera tan brillante como la de su marido. No en vano, ambos son Premio Princesa de Asturias de las Letras.

La pareja reside desde la década de los 80 en Brooklyn, en un apartamento donde la hija de ambos, la cantautora Sophie Auster, contrajo matrimonio en 2020.

 

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: