Dicen los del SNTE que ellos serán los soldados intelectuales de la IV Transformación. Bueno, soldados sí, pero intelectuales nomás no.