“Siete días de Grilla”

Seré respetuoso del proceso electoral en marcha, ha dicho más de una vez el gobernador José Aispuro, pero…equivocados están quienes piensan brincar en la regla, al fin que no se meterá el gobernador.

El mandatario se refiere a no intervenir con ilegalidades, patrocinando candidatos o dejando que otros hagan lo que les dicte su voluntad y pasando por encima de la ley. Ojalá lo entiendan los más y que no estén creyendo que podrán hacer su santa voluntad.

Algunos incluso estarían desdoblando planes para ir comprando voluntades de manera anticipada, con despensas, materiales de construcción, pintura y otras baratijas menores, como ha ocurrido hace mucho tiempo, de lo que los propios partidos tienen ya constancia y pronto habrán de accionar entre sí, pero…

Eso es a lo que se refiere el gobernador, a que no meterá las manos para no enturbiar o ensuciar el proceso, pero al tiempo habrá de instruir a los distintos cuerpos policiales que parmanezcan atentos a cualquier anomalía para evitarla antes de que surta efectos, sobre todo en las urnas.

La advertencia es puntual: El que sea sorprendido pisoteando la ley, repartiendo despensas u otras baratijas, el que vaya comprando voluntades o votos y que quede constancia, se atiene a las consecuencias a partir de ya, a partir de este momento, dijo ayer el gobernante.

Resuelva como resuelva esta tarde el Tribunal Local Electoral sobre las impugnaciones, poco o nada afectará al mejor de los aspirantes, Jorge Salum del Palacio, quien por el contrario, es el principal beneficiado por el choque en Morena.

Esta tarde, el cuerpo colegiado electoral emitirá su conclusión sobre la negativa del IEPC de admitir o frenar la candidatura común de Morena, PT y Verde confeccionada para Alejandro González Yáñez.

Resuelta la impugnación de Gonzalo, y dependiendo de cómo se emita, se dispondrá a la campaña el miércoles próximo o habrá de acudir al Tribunal Federal Electoral, pero…de ocurrir lo último, más golpeará la credibilidad de Morena.

Salum del Palacio, expliquémonos, es el mejor de los que aspiran a la Presidencia Municipal de Durango. Su paso por las legislaturas local y federal lo ubican como un personaje confiable, creíble y tal vez el más sano de todos en el medio, a pesar del creciente y sorprendente desprestigio de los políticos.

El último estudio de la Paletería La Finísima (empresa de marketing político) precisa la aceptación de Jorge y advierte la delantera que les lleva a todos, a todos, incluyendo al alcalde José Ramón Enríquez, que también va a la campaña, pero partirá de varios ceros a la izquierda.

Jorge no es “chapulín”, no ha renunciado nunca a un cargo para ir a otro.

Nadie hasta ahora lo ha acusado de no haber regresado al distrito cuantas veces lo ha representado, incluyendo la derrota de julio pasado. Ha hablado de frente con sus electores y ha sabido cargar con los problemas que le han expuesto, y si muchos no se han resuelto es porque el diputado, sabido es, no tiene facultades para arreglar las peticiones, pero los ha sabido encaminar a las instancias debidas.

No es ratero, pues de los que aspiran al cargo es el único que no ha sido acusado de haberse robado nunca nada, y pues ese es un handicap que les llevará a todos los que quieren la alcaldía a la hora de pedir votos.

Si por dinero habrá de resolverse la próxima alcaldía, el ganador será José Ramón Enríquez, puesto que tiene para su promoción todo el recurso del municipio, y no es cantidad menor.

Enríquez, sin embargo, saltará a la palestra cargando con un morral abultado de encuentros y desencuentros con los distintos sectores sociales que, es de temerse, habrán de reflejarse en las urnas.

No obstante, de ninguna manera debe menospreciarse la presencia de Enríquez en la contienda y lo menos que se debe suponer es que dejará pasar la oportunidad de volver a ganar. Venderá cara la derrota o, de menos, se defenderá como gato boca arriba.

Está tratando de recomponer los cuadros cercanos para la campaña. Ayer sumó a José Ramírez Guzmán al equipo, aun cuando el hijo del exgobernador José Ramírez Gamero no podrá sumarle ni a los miembros más cercanos de su familia.

Tiene que tratar de reponer los boquetazos que le causaron la pepena de Claudia Hernández, Luz María Garibay, Fernando Rocha y otros que prácticamente iban cargando el proyecto de José Ramón, y que le servían también de puente hacia dominios blanquiazules. Eso, aun con Víctor Hugo Castañeda y Juan Quiñones, se terminó.

Sobre la integración de la planilla que acompañará a José Ramón en su nueva aventura electoral, muchos ven a no pocos personajes tan cuestionados que antes que sumar habrán de restar, y que, desde luego, son mayoría adversa respecto a profesionistas tan respetados como Marta Palencia, el profe Gerardo Rodríguez y Rocío Cueto, pero de ahí en más, mejor ahí le paramos.

Humberto Rosales Badillo renunció como director de Obras Públicas para integrarse a la planilla del doctor Enríquez, dejando más dudas que soluciones en esta dependencia.

Muchos temas que según él estaban a días de resolverse, nunca lo hicieron, como el puente peatonal del bulevar Guadiana, el cual fue solo una llamarada de petate, una puntada que se sacó de la manga y solo la utilizó para tranquilizar las manifestaciones de quienes viven en esa zona de la ciudad.

A esto se suman temas como el  de Ciudad Gobierno, el cual nunca fue esclarecido y siempre le dio la vuelta.

Otro punto que quedó inconcluso en la gestión de Badillo fue el megamercado, el cual lo anunciaron con bombo y platillo, incluso se hizo la maqueta y se dio a conocer públicamente el terreno en el que estaría, no obstante, tampoco quedó claro para cuándo. Sin duda, esta dirección dejó mucho qué desear, por lo que se corre riesgo de que el exfuncionario afecte a “Joserra” por su incapacidad en el proceso electoral.

Ya entrados en el tema los festivales gastronómicos en los que está participando el doctor Enríquez jamás estuvieron contemplados en el plan anual de trabajo, sin embargo, la contralora municipal tal parece que hace ojo de hormiga, pues aun y cuando le han presentado las pruebas de todas estas irregularidades ha señalado en repetidas ocasiones que a la dependencia no ha llegado alguna queja, por lo que prácticamente, dijo, son inventos de los regidores.

Y esto puede ser cierto, pues parezca mentira o no, a algunos de los acusadores y que supuestamente son de la oposición, se les ha observado muy contentos, junto a otros funcionarios, quitados de la pena en cada uno de los eventos.

El presidente Andrés Manuel López Obrador está tomando el control de la Suprema Corte, del Poder Judicial pues, aunque antes ya tenía el mando en el Ejecutivo y el Legislativo, ¿pero… no hicieron lo mismo los priistas y los panistas en su tiempo?

México ha sido dominado en toda su estructura oficial, lo que conocemos como los tres poderes de la unión, por el presidente en turno, y lo hicieron todos los priistas y los dos panistas que en mala hora llegaron al principal cargo de México.

Sobra decir que con los más de 30 millones de votos con que resultó electo López Obrador y el casi 90% de aprobación popular a su gobierno, tiene la fuerza moral suficiente para procurar la coincidencia en nuestras instituciones, desde luego.

Aunque, no hagamos una tormenta en un vaso de agua. La misma infamia que dicen está dirigiendo Andrés Manuel, ya la usaron todos o casi todos sus antecesores.

Y de los pasados gobiernos, con pena y todo lo decimos, fueron verdaderos desgobiernos que sirvieron nada más para hacer multimillonarios a una camarilla de buenos para nada, entre otros los entenados de Vicente Fox, que de pronto acabaron como importantes constructores cuando eran un par de vagos, nada más por mencionar un caso, pero el pasado está plagado de botones de ese tipo, ¿o mentimos?

Trasciende hoy que el general Víctor Hugo Aguirre Serna se perfila como el más probable para dirigir la Guardia Nacional, y pues, al tiempo crecen las protestas, dado que se había ofrecido que sería un civil quien la dirigiera.

Sobra suponer que al final la milicia habrá de imponerse en el mando, puesto que la Guardia Nacional será integrada en su mayoría por militares. Bonito estaría que un civil dirigiera a los militares, ¿quién puede tener la experiencia en el manejo de las masas de militares?

Las masacres contra la sociedad no se harán esperar, dicen los que todo lo adivinan, para lo que AMLO ha repetido que en el momento en que se detecte el primer abuso contra el pueblo se actuará con la necesaria energía para que no vuelva a suceder, toda vez que ha sido el tema más importante pedido a los militares, que sirvan al pueblo y no que vengan a reprimirlo.

El denominado Punto Guadiana, sobre el bulevar del mismo nombre, salvo prueba en contrario, es una verdadera estupidez de los constructores que hoy cobró una vida más.

Así es, esta madrugada murió un muchacho que transitaba hacia su casa, tomado o no, tal vez debido a la estrechez, que otros llaman estupidez, en que convirtieron la vialidad.

Están terminando de construir el centro comercial y, quizá en el afan de agandallar lo más posible de espacio, los señores ingenieros culminaron su proyecto prácticamente a mitad de lo que debía ser el arroyo de la calle creando así un embudo vial que antes ya fue motivo de otros percances terribles y hoy se mostró con la crudeza de su equivocación.

Nada más a los diseñadores de ese proyecto se les pudo ocurrir eliminar dos o tres carriles para la vialidad, tan itensa las 24 horas del día, el caso es que crearon un nudo vial en el que con dificultades cabe un automóvil, pero así se los autorizó el Municipio, cuando debió ser la instancia que lo impidiera. Hasta los motociclistas tienen dificultades para pasar por el lugar por lo angosto que quedó.

El accidente de esta madrugada es consecuencia a la estrechez, a la pérdida de los tres o cuatro carriles que lleva el bulevar Guadiana en ambos sentidos, pero que ahí se borran de manera lamentable, quizá lo aprobaron las autoridades para que no se molesten Soriana y Walmart, aunque hayan atravesado sus tendajones mortales en el terreno que debía pasar holgadamente el transito vehicular.

Norma Huízar sostiene que los tiempos de Don Toño pasaron a mejor vida, que será para siempre, y que el ejemplo de esa infamia de ninguna manera habrá de repetirse, ni ahora ni nunca.

El cuento viene a colación sobre nuestro comentario de que se fue Don Toño, pero que quedó Don Juan y con poderes plenipotenciarios de tal tamaño que, aun con esos supuestos poderes, no volverá a administrar los lonches y botanas que se repartían a quienes viajaban fuera a nombre de la casa de estudios, dice.

Y ratifica la vocera de la UJED: Si algo tiene claro el señor rector es que llegó al cargo tras un proceso electoral, si se quiere cuestionado, pero creíble en el que ni Don Toño ni Don Juan pudieron hacer nada ni a favor ni en contra, y por lo cual no se le debe nada a nadie. ¡Eso dice Norma…!!!

El duranguense Juan Ángel Chávez Ramírez dirige una sociedad civil denominada “Guadalupe y Pereira”, por la que promueve mucho la cultura en sus distintas manifestaciones en Durango.

El asunto viene a colación en virtud de que apareció un montón de jovencitos muy risueños ellos pidiendo a los automovilistas cooperación para los niños con cáncer, y pues el tema, sobra decirlo, vende, todo mundo le pone al bote dizque para los niños enfermos.

La cuestión es, ya lo habíamos adelantado, los jovencitos no son voluntarios. Están trabajando con alguien que da su dirección precisamente en el crucero de Guadalupe y Pereira, donde nació la fundación de Chávez Ramírez, pero que nada tiene que ver con aquella transa.

Extraña que, a pesar de que los jovencitos aparecieron hace ya un año o más, hasta ahora ninguna oficina de salud ha hecho algo para retirarlos de la calle pues mucha gente sospecha que ese dinero va a parar a otros bolsillos y no a los niños cancerosos.

Nada cuesta crear una cuenta en Whatsapp o en cualquier otra red social para auxiliar de forma más efectiva e inmediata a quien llegue a requerirlo en carretera, sobre todo ahora por vacaciones de Semana Santa.

Sería la autoridad la más obligada a inventar una señal en redes sociales para poder hacer una petición más rápida para el supuesto de sufrir un accidente. Se perdería menos tiempo si se acudiera a esas herramientas virtuales para auxiliarles.

No queremos decir que el C-5 o el 911 no funcionen, por el contrario, han venido a resolver muchos problemas que en otros tiempos eran significativo de vida o muerte.

La idea es crear una cuenta en whatsapp o cualquier otra red a la que la gente tenga un acceso más inmediato, pero… lo nuestro nada más es una idea para ayudar a alguien en caso necesario, no una queja ni nada que se le parezca.

Arrancan las autoridades un operativo de seguridad intenso y extenso en la súper carretera Durango-Mazatlán, precisamente para protección de los automovilistas, pero… ¿y los camiones con doble remolque?

Los pesados vehículos en el camino al puerto se han convertido de pronto en una de las principales causas de los accidentes con resultados fatales, ¿no habrá forma alguna de evitar que sigan adueñados del camino?

Otros años se decía que la SCT prohibió que esos vehículos transiten durante los días vacacionales. ¿No será posible esta vez? ¿O por lo menos prohibir los de doble remolque que luego son el principal origen de muchos percances?

Lo que molesta es que tanto allá como acá, las autoridades coinciden en que el horario de verano no sirve para maldita la cosa. No le ahorra dinero ni al país ni a ninguno de los mexicanos, pero habrá adelanto de relojes.

Leí en su momento declaraciones del presidente Andrés Manuel López Obrador, y también la opinión del arquitecto Adrián Alanis Quiñones en la que, quizá sin proponérselo, coincidieron en que no sirve de nada mover los rejoles.

Echaron pestes contra el cambio de horario tanto AMLO como Alanis, pero…todo hace suponer que los relojes seguirán adelantándose y atrasándose aunque no les guste, y aunque encaborone a los mexicanos.