Inicio > Noticias > Internacional > A la futura presidenta de la CE le faltan nombres para completar su ejecutivo

A la futura presidenta de la CE le faltan nombres para completar su ejecutivo

Bruselas, 26 ago (EFE).- A la futura presidenta de la Comisión Europea (CE), la alemana Ursula Von der Leyen, le faltan los nombres de los candidatos a comisario de Francia e Italia a pesar de que el plazo para presentarlos termina este lunes, lo que podría retrasar la formación del primer Ejecutivo comunitario con paridad de género.

La nueva Comisión Europea tiene que dar el relevo al Ejecutivo encabezado desde 2014 por Jean-Claude Juncker el próximo 1 de noviembre.

Pero para ello la presidenta electa todavía tiene que entrevistar a los candidatos y decidir qué cartera atribuye a cada uno de los 27 futuros comisarios -uno por país de la Unión Europea (UE), salvo el Reino Unido, que ha renunciado a presentar candidato por su inminente salida-.

Los elegidos deberán pasar entre finales de septiembre y principios de octubre el examen de la Eurocámara, que votará después si da luz verde al nuevo colegio de comisarios.

El Consejo Europeo -que representa a los países- había fijado este 26 de septiembre como plazo informal para las nominaciones con el fin de llegar a tiempo al 1 de noviembre, estreno que coincidiría con el primer día de la era posterior al “brexit” o salida del Reino Unido de la UE.

Desde el equipo de Von der Leyen afirman que “sería de ayuda conocer todos los nombres antes del martes”, pero recuerdan que “no hay un límite de tiempo legal” para presentar candidatos.

“La presidenta electa y equipo siguen trabajando hacia el 1 de noviembre (…) pero cuanto antes se conozcan los candidatos, mejor para que puedan reunirse con la presidenta, de modo que ella pueda reflexionar sobre la posible distribución de carteras”, dijo la portavoz del actual Ejecutivo comunitario Mina Andreeva en una rueda de prensa.

Von der Leyen ya se ha encontrado informalmente con algunos de los candidatos anunciados y este mismo lunes empezará las entrevistas formales, indicó la portavoz, quien añadió que “no todos los candidatos propuestos formarán parte del equipo final que vaya a presentar la presidenta electa”.

Y es que la alemana puede rechazar a los candidatos, lo que obligaría a los países a plantear una alternativa y, posiblemente, a reconsiderar el reparto de carteras en función de los perfiles.

La falta de candidato francés e italiano añade dificultad a la tarea, ya que por su peso demográfico, económico e histórico, ambos países suelen obtener portafolios relevantes. Para completar el rompecabezas, Von der Leyen se comprometió a tener paridad de género en su colegio de comisarios.

Se espera que Francia remita pronto su candidatura, pero Italia lo tiene más complicado.

El país se encuentra sumido en una grave crisis política, que ha fracturado el Gobierno de coalición, provocado la dimisión del primer ministro, Giuseppe Conte, y obligado a negociar un nuevo Ejecutivo so pena de, si fracasan, tener que celebrar elecciones este otoño.

Con los hasta ahora socios -el partido ultraderechista La Liga y el populista de izquierdas Movimiento Cinco Estrellas- enfrentados y Conte en funciones, será difícil encontrar un nombre que genere consenso.

Entre los mencionados en las quinielas, se cuentan el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, que termina su mandato el 31 de octubre, y el propio Conte, que pese a su escasa experiencia política se ha granjeado el respeto de las instituciones europeas desde que accedió al cargo.

Francia tiene menos excusas para apurar los plazos. Entre los nombres por los que podría decantarse el Gobierno de Emmanuel Macron, los medios franceses barajan el de su ministra de Defensa, Florence Parly, y el de su predecesora, la exeurodiputada Sylvie Goulard, que salió del Ejecutivo de Macron en 2017 por la investigación judicial a su partido.

Ambas habrían trabajado ya de cerca con Von der Leyen, quien fue titular de Defensa en el Gobierno alemán hasta su nominación europea.

El bloqueo político no ha impedido enviar candidatos a España y Bélgica, ambas sin nuevo Gobierno tras haber celebrado elecciones.

España logró en la negociación para el relevo de altos cargos que la UE nominase al ministro de Exteriores en funciones, Josep Borrell, como alto representante para la Política Exterior comunitaria y vicepresidente de la Comisión.

Mientras, el Gobierno en funciones belga se aferró al carácter “urgente” de la cuestión para nominar este fin de semana a su homólogo, Didier Reynders.

Con este último, Von der Leyen ya tiene los candidatos de 25 países. Nueve de ellos ya tuvieron carteras en la Comisión Juncker, mientras que Rumanía y Portugal han presentado dos nombres, un hombre y una mujer, tal y como había pedido la presidenta para tener margen de elección.

La futura jefa del Ejecutivo “trabaja duro” para lograr la paridad de género, afirmó Andreeva, aunque el rédito final dependerá de a quienes manden los Estados.

De momento, en la lista hay diez mujeres, incluida Von der Leyen, y trece hombres, sin tener en cuenta las dobles candidaturas de Rumanía y Portugal. Esto significa que, si nada cambia, Italia o Francia tendrían que presentar al menos una candidata para que la paridad sea posible.

Cuanto antes sepan si tendrán cartera y cuál, más fácil será para los comisarios pasar el examen de la Eurocámara, que en el pasado ya ha rechazado a algunos nominados. Algo que, de repetirse, también podría dar al traste con el calendario previsto. EFE

%d bloggers like this: