¡A resguardarse del sol!

 

  • Durango es de los estados con mayor radiación solar.
  • Tener espacios públicos con domo, un alivio para la población.
  • Convivir bajo un techo, fomenta la convivencia y armonía en las comunidades.

El cambio climático nos afecta a todos, y una de esas grandes consecuencias son las olas de calor que se viven actualmente, en la que se están rompiendo récords en los termómetros llegando a casi los 40 grados en la entidad, exponerse al sol, sobre todo entre las 11 y 15 horas se vuelve un verdadero peligro.

Y es precisamente en el transcurso de esas horas, que los escolares tienen actividad al aire libre, ya sea el descanso o sus entrenamientos deportivos, por lo que resulta un verdadero alivio contar en planteles educativos, canchas y áreas comunes con un domo.

De ahí la importancia que actualmente cada tercer día se coloca uno más en alguna escuela, cancha de usos múltiples o espacio público de la entidad, ayudando de esta manera a salvaguardar la salud de los duranguenses.

Pero el beneficio va más allá. Actualmente, además de contribuir a disminuir los riesgos de enfermedades de la piel, insolaciones, deshidrataciones y golpes de calor, los domos se han convertido en un espacio de convivencia, pues es punto de reunión de amigos, familia o compañeros de escuela.

Sobre todo en las comunidades pequeñas, contar con espacios de este tipo fomenta más dinamismo, involucrando a todos los vecinos para sus eventos sociales, encuentros deportivos, actos cívicos, actividades culturales y hasta las fiestas patronales.

De acuerdo a estudios, Durango es de los estados con mayor radiación solar, por eso actualmente, se considera que los domos son casi obligatorios para las escuelas y espacios públicos, además de que fortalecen el tejido social, pues los niños juegan más, practican deporte, se registra una mayor convivencia entre los habitantes y una vida más en armonía.

Por parte de las autoridades estatales se sigue trabajando para abarcar un mayor de comunidades que cuenten con domos, infraestructuras indispensables para el desarrollo integral de los habitantes. Se amplía la cobertura con el fin de que la niñez duranguense pueda realizar sus actividades al aire libre, pese a las condiciones climáticas como los rayos del sol o lluvia.

Desde septiembre de 2016 al mes de marzo del presente, 177 escuelas en el estado estrenaron un domo, y otras en 36 se encuentra en proceso. En el municipio de Durango se han instalado otros 21 en igual número de planteles, en lo que resta del 2018 se tienen contemplados instalar 62 más en todo el estado.

Padres de familia y los propios maestros comentan que gracias al trabajo en equipo de la comunidad escolar y autoridades es posible obtener un domo, que además de proteger a los niños, fortalece la convivencia y la unión familiar.

Entre otros beneficios, los domos han fortalecido a las comunidades por que fomentan las actividades recreativas y deportivas entre la población, la comunicación entre niños, jóvenes y los propios adultos ha mejorado, pues cada vez son más las personas que se mantienen activas ya que cuentan con un lugar que los protege del sol y la lluvia en cualquier hora del día.

Pueden realizar todo tipo acciones de sana convivencia, dejando a un lado actividades que fomentan el sedentarismo como los videojuegos, el internet y el uso del celular, participando más en juegos que incluyan movimiento físico y deportes que además son en beneficio de la salud de todos y aleja a los jóvenes de los vicios como lo ha manifestado el Gobernador del Estado.