Abiertas 36 averiguaciones previas por delitos electorales

  • Entre ellos robo de identidad y alteraciones al Registro Federal de Electores

Por: Andrei Maldonado

eleccionesEl titular de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) Santiago Nieto Castillo, indicó que en Durango se tienen abiertas 36 averiguaciones previas por robo de identidad y alteraciones al registro federal de electores, mismas que se vienen acumulando desde el anterior modelo de impartición de justicia.

Durante su visita al estado con motivo de la firma de convenio entre el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC) el Tribunal Electoral del Estado de Durango (TEED) y la Fepade, el funcionario federal afirmó que de las 36 averiguaciones previas destacan 18 levantadas por robo de identidad o ABIS-AFIS y 10 por alteraciones al padrón de electores con fines políticos.

Explicó que estos casos proceden de un periodo comprendido de 2010 a 2015 mientras estuvo vigente el modelo de impartición de justicia tradicional previo a la implementación del modelo de procuración de justicia bajo el Sistema Procesal Acusatorio, destacando que de las alteraciones al registro federal de electores el principal motivo de denuncia fue el cambio irregular de domicilio.

El fiscal especializado en la atención de delitos electorales ahondó en que el área a su cargo mantiene abiertas 16 carpetas de investigación en el estado, 15 que pertenecen al año 2015 y una vinculada a sucesos del año 2016, lo que convierte a Durango en una entidad con baja estadística delictiva en materia electoral en comparación a otras entidades del país.

El entrevistado expresó que las tres entidades con el mayor número de averiguaciones previas iniciadas concentran 43.4 por ciento del total y se trata del Distrito Federal, con mil 209; el Estado de México, con 298 y Guerrero, con 221; “esto reafirma el hecho de que en Durango la incidencia es baja. Las autoridades de los tres órdenes de gobierno deben trabajar para que esto continúe”.

Mencionó que de 2007 a 2015 se iniciaron 4 mil 300 averiguaciones previas y 150 carpetas de investigación contra quienes han tramitado credenciales para votar con identidad diferente a la que se presenta en el registro federal de electores, han tramitado la mica sin cumplir 18 años o han cometido fraudes en votos en el extranjero, siendo los casos de ABIS-AFIS el 18.9 por ciento del total.

Nieto Castillo recordó que aportar datos falsos al Registro Federal de Electores constituye un delito electoral que no sólo se persigue, sino que también se castiga con una multa de 70 a 200 días de salarios mínimos o una pena que va de tres a siete años de prisión; “tenemos mil 200 órdenes de aprehensión por cumplimentar luego de que se han detectado alteraciones a través de sistemas informáticos”.