viernes, agosto 19, 2022
Inicio > Noticias > Deportes > Abigail Magistrati agarra su oportunidad de vivir “otro mundo”

Abigail Magistrati agarra su oportunidad de vivir “otro mundo”

Foto: AP
Natalia Arriaga

Tokio, 25 jul (EFE).- Es la más joven del equipo olímpico argentino, pero no por ello la más inexperta: a sus 17 años Abigail Magistrati lleva 14 practicando la gimnasia. “Son un par de años, sí”, bromea.

La platense alcanzó este domingo en Tokio la cumbre de su carrera al debutar en la competición que se disputa en el Ariake de la capital nipona, donde sumó 48,265 puntos que quedarán como un hito en su biografía deportiva.

“Esto es algo completamente distinto”, dijo a Efe tras competir.

Solo hace diez días la gimnasta no sabía ni siquiera que sería olímpica. La baja por dopaje de su compatriota Martina Dominici abrió una vacante que la Federación Internacional confirmó para Magistrati poco después.

Su entrenadora, Vanesa Molina, ni siquiera estaba con ella, sino con otra compañera en el Panamericano juvenil de México.

“Así que no estaba entrenando rutinas, sino cosas más tranquilas y ejercicios nuevos”, recordó.

Tuvieron que hacer las maletas a toda prisa y volar a Tokio. El viaje mereció la pena, aunque la gimnasta acusó la falta de preparación intensiva en las últimas semanas.

Abrió su concurso este domingo en suelo y ejecutó sus cuatro series acrobáticas con seguridad, con altura suficiente para caer sin desequilibrios. Las jueces le dieron 12,133.

Subió a 13,366 en salto y pasó a las barras asimétricas, que en los Juegos Panamericanos de Lima 2019 la acercaron al podio con una cuarta plaza. Pero hoy no fueron buenas aliadas: Magistrati se cayó en una suelta a mitad de ejercicio. Reanudó su rutina y, pese a todo, terminó sonriente tras una sencilla salida en plancha. Su calificación se quedó en 11,233.

Cerró su concurso en la viga de equilibrios y sufrió otra caída (12,133). Pero al terminar su participación olímpica recibió un abrazo interminable de su entrenadora, Vanesa Molina.

“Nos dijimos que habíamos cumplido nuestro sueño, que era increíble estar acá y que ahora había que disfrutar de lo que nos quede en los Juegos”, comentó.

“En barras me venía costando un poco la serie, la caída fue por falta de preparación. Y en viga fueron los nervios, me estaba temblando todo el cuerpo”, admitió.

Ya más relajada tras terminar sus ejercicios, pasó buen tiempo tomándose fotografías con la bandera argentina antes de abandonar el gimnasio.

“Todavía no caemos en que estemos acá. Me imaginaba más o menos así, pero fue una locura entrar al estadio, tan enorme. Fue… guau”, señaló.

Pese a su experiencia en Mundiales y Panamericanos, “esto es otro mundo, es totalmente distinto”, dijo.

“Las cosas siempre pasan por algo. Muchas gimnastas quieren estar acá en mi lugar hoy y yo estuve por ellas y cumpliendo el sueño de muchas. Vamos a ir a los Juegos de París 2024 con una mejor preparación previa”, aseguró.

Cuando vuelva a Argentina – “no sabemos cuándo, no tenemos vuelo”- vamos a seguir preparando series mejores y a volver al nivel que estaba en el Mundial de 2019″, prometió. EFE

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: