Abogado de indígenas dice laudo a favor de Chevron es inaplicable en derecho

Pablo Fajardo, abogado de los indígenas

Quito, 7 sep (EFE).- Pablo Fajardo, abogado de los indígenas y colonos afectados por la contaminación imputada a Chevron en la Amazonía de Ecuador, aseguró hoy que el laudo arbitral a favor de la gigante petrolera y en contra del Estado es inaplicable en derecho, porque no tiene jurisdicción en un litigio entre privados.

Sin embargo, Fajardo dijo a Efe estar sorprendido y preocupado por la actitud del Gobierno del presidente Lenín Moreno, que ha aceptado sin reflexión el fallo arbitral.

“Nos sorprende el laudo arbitral, que era posible, pero lo más preocupante es la posición del Gobierno ecuatoriano”, sostuvo el letrado al insistir en que, “en derecho, el laudo arbitral es inaplicable, porque no puede el Ejecutivo interferir” en una decisión de la función judicial.

Recordó que en 2011, la Corte Nacional de Justicia de Ecuador condenó a Chevron a pagar 9.500 millones de dólares para reparar los graves daños ambientales que colonos e indígenas amazónicos le acusan haber dejado en sus territorios y, con ello, haber causado la muerte por cáncer de muchas personas, entre otros perjuicios.

Chevron, renuente a pagar, ha dicho que la condena obedeció supuestamente a un complot de los demandantes, junto con el gobierno de entonces, para perjudicarla.

Amparado en un Tratado de Inversión Bilateral y un polémico acuerdo de remediación, Chevron logró que el tribunal de La Haya fallara en contra del Estado con un laudo que, según Fajardo, es “inaplicable”.

Los argumentos expuestos por la petrolera “son dos hechos jurídicos que no involucran el derecho de terceros”, ya que el laudo arbitral se refiere a la petrolera y el Estado, y no tiene jurisdicción sobre una condena judicial en un juicio entre entes privados como son: la misma compañía y los demandantes, explicó.

Por ello, dijo que el Gobierno ecuatoriano actual no puede interferir con la ejecución de la sentencia contra Chevron, pues hacerlo sería “violar el marco constitucional del país” y “sería como negar un derecho humano, el de acceso a la justicia”.

Recordó que el litigio entre los indígenas afectados y la petrolera duró 25 años y que en su última fase se sustanció en cortes ecuatorianas, por pedido expreso de la petrolera que no quiso mantener el proceso en tribunales estadounidenses.

Además, según Fajardo, Chevron “jamás ha sido impedida de ejercer su legítimo derecho a la defensa”, así como tampoco ha habido una intervención del Estado o del sector político en el proceso.

“Hay una condena, Chevron contaminó y tiene que pagar”, apostilló el abogado al reiterar que la defensa de los indígenas y colonos ecuatorianos seguirá con acciones legales en varios países del mundo para intentar cobrar la multimillonaria condena.

De momento, dijo, se continuará con un proceso para intentar cobrar la deuda a Chevron Canadá, pero insistió en que también se presentarán nuevas demandas en otras naciones que prefirió mantener en reserva. EFE