Abogado y estudiante pegaban stickers

Ingenuos sin pensar que alguien los observaría, un abogado y un estudiante fueron detenidos cuando pegaban stickers en pleno centro de la ciudad donde vandalizaban un monumento.

Fue casi a la medianoche del miércoles cuando los patrulleros de la unidad 02077 pasaban por la plaza Fundadores, en donde observan que dos jóvenes vándalos dañaban un monumento de ese lugar.

En dicho sitio detuvieron a Andrés Bravo, de 23 años, el cual dijo ser abogado, y a su compañero estudiante Miguel Ángel Palacios, de 21, a quienes aseguraron parte de estas estampas prohibidas sin la debida autorización.

Por tales motivos, ambos fueron trasladados a la delegación, en donde ni la charola de abogado valdrá para que ambos paguen multa y reparen los daños causados.