Abogados aguardarán decisión de muftí para apelar condenas a muerte en Egipto

Asianews

El Cairo, 28 jul (EFE).- Los abogados de los más de 70 condenados hoy a sentencias de pena de muerte por el Tribunal Penal de El Cairo aguardarán a la preceptiva decisión del muftí, la máxima autoridad religiosa del país, para apelar las sentencias.

“Esperaremos al día 8 de septiembre, hasta que el muftí tome su decisión, que lo más probable sea la misma, luego apelaremos durante sesenta días desde la pronunciación del fallo”, indicó a Efe Mohamed Hasan, abogado de Nabaui Nabaui, uno de los condenados.

El Tribunal Penal de El Cairo condenó hoy a 75 acusados, en una macrocausa contra 739 personas, por la masacre de la plaza cairota de Rabaa, en agosto de 2013, en la que murieron cerca de 900 islamistas tiroteados por la policía, y remitió el fallo al muftí para su confirmación.

De acuerdo con la legislación egipcia, el muftí debe emitir opinión sobre el fallo, aunque su decisión no es vinculante.

El tribunal cairota aplazó hasta el próximo 8 de septiembre la continuación de la lectura de la sentencia, una vez reciba la opinión del muftí.

“Normalmente, la condena no cambia, sin embargo se puede apelar, la sentencia no es definitiva”, agregó Hasan.

Los condenados fueron sentenciados, entre otros delitos, por participar en una concentración armada, ocupar y sabotear edificios y propiedades públicas y privadas con fines terroristas, asesinato premeditado de ciudadanos y policías e intento de asesinato, según la agencia oficial de noticias egipcia, MENA.

El abogado Mohamed Ashiri Mohamed, letrado de uno de los 664 procesados contra los que aún no se dictó sentencia, señaló a Efe que se prevé que el día 8 de septiembre “confirmen la condena de los 75” y “se pronuncie el fallo para los demás, que será más leve que la condena a muerte”.

“Algunos están presos, otros están liberados mientras se realizan las sesiones y otros están fugados”, dijo.

Entre los procesados pendientes de sentencia está el fotógrafo Mahmud Abdelshakur abu Zeid, conocido como “Shawkan”, galardonado con el premio de libertad de prensa de la Unesco y que fue detenido mientras fotografiaba la matanza.

“El día 8 se confirmará la condena a muerte, luego se dictarán los fallos de los demás acusados, que oscilarán entre cadena perpetua y diferentes periodos de cárcel”, dijo a Efe el abogado de Shawkan, Karim Abdelradi.

“Lo mínimo podría ser cinco años y, probablemente, en este tipo de casos, algunos acusados sean declarados inocentes”, agregó.

En su opinión, los documentos aportados demuestran la inocencia del fotógrafo, que trabajaba en la zona el día en que se produjo la masacre.

“En el peor de los casos recibiría una condena de cinco años, que es el periodo que estuvo dentro de la prisión, por lo que ya podrá salir después del 14 de agosto”, dijo.

De los 739 acusados, 379 están en prisión provisional, mientras que el resto está en libertad condicional o huidos de la Justicia, según los abogados.

La macrocausa aborda el desalojo violento de la acampada islamista de la plaza de Rabaa al Adauiya, en la que se encontraban miles de seguidores del presidente Mohamed Mursi para protestar contra los militares que le derrocaron con un golpe de Estado un mes antes, el 3 de julio de ese año.

Cerca de 900 manifestantes murieron el 14 de agosto de 2013 tiroteados por la Policía cuando trataba de dispersar la protesta, en los hechos más sangrientos ocurridos después del golpe de Estado, de los que el Gobierno acusa a los islamistas. EFE