Abordan en Asunción los retos de la lucha contra la trata de personas

Global Media Federation

Asunción, 30 jul (EFE).- El aumento de la inversión en la atención a las víctimas de trata y el refuerzo de la cooperación internacional en la lucha contra ese crimen son los ejes principales en los que se centra el “III Seminario Internacional” sobre el tema que se inauguró hoy en Asunción.

Referentes de Paraguay en esa lucha como la fiscal antitrata, Teresa Martínez o la fiscal general del Estado, Sandra Quiñónez, participaron en el evento en el que también estuvo el embajador español en el país, Javier Hernández,

En ese sentido, Martínez subrayó en la presentación que el “gran desafío” en la lucha contra ese crimen es aumentar la inversión “en la atención a las víctimas”.

“Es la gran deuda que todavía tenemos”, dijo Martínez, que será la titular del Ministerio de la Niñez y la Adolescencia en el próximo Gobierno de Mario Abdo Benítez, que asumirá la Presidencia el 15 de agosto.

Martínez recordó además que “nos enfrentamos redes criminales internacionales” y complejas, pero señaló que “sabemos también que lo podemos hacer”.

Por su parte, la fiscal general del Estado explicó que, dada la complejidad del problema, la trata “requiere un abordaje integral, desde la prevención, la protección, la asistencia y la sanción”.

Quiñónez urgió a seguir “desmantelando las redes criminales y creando condiciones de vida dignas para que todas las personas puedan ejercer su derecho a desarrollarse”.

Indicó además que uno de los retos principales es “generar estrategias efectivas para identificar nuevas rutas, nuevas modalidades, y las problemáticas asociadas a este crimen”, así como soluciones efectivas, a través de la cooperación internacional.

Y el embajador español en Paraguay destacó que el combate contra la trata “es uno de los campos donde la colaboración de las autoridades policiales y judiciales (de ambas naciones) es más intensa y más fecunda”.

Hernández señaló que “un número importante de redes y actividades de trata” existentes entre España y Paraguay “son detectadas, perseguidas, castigadas y las víctimas, en lo posible, restituidas”.

Por su parte, la vicepresidenta de Paraguay, Alicia Puchetta, calificó la trata de personas como “la esclavitud del siglo XXI” y reconoció la importancia de la inversión en la atención a las víctimas.

“Nadie piensa que esa mujer objeto de tratas es madre, es hermana, es hija”, por eso “la inversión para la víctima, que es revictimizada” es tan importante, apuntilló.

Las intervenciones se dieron en el “III seminario internacional de Lucha contra la Trata de Personas” que se desarrollará en Asunción hasta el martes con el tema central de la canalización de inversiones públicas para enfrentarse al problema con los recursos necesarios.

Paraguay rescató a más de 300 víctimas de la trata entre 2014 y 2016, según datos de la Comisión para la Prevención y el Combate a la Trata de Personas.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) define la trata como “la captación, el transporte, el traslado, la acogida o la recepción de personas”, con amenazas, fuerza u otras formas de coacción que dejan a los afectados en “situación de vulnerabilidad”.

Las prácticas de trata de personas incluyen la explotación sexual o laboral, la mendicidad, la venta de órganos o los embarazos forzados con fines de adopción. EFE