Inicio > Noticias > Aclaran que la mujer embarazada no conducía el Atos, iba de pasajera

Aclaran que la mujer embarazada no conducía el Atos, iba de pasajera

Testigos presenciales del accidente en que varias personas se fueron al fondo del canal con todo y Atos, aseguran que la mujer embarazada no conducía, sino alguien de sus acompañantes.

Inicialmente dijimos que ella manejaba el Dodge Atos, pero se precisa que la realidad es otra y, no tenemos ningún problema en aclararlo.

GOLPES y mucho susto por un descuido en el volante.

Sobre el otro casi, se confirma que una jovencita sí iba al volante a la hora de meterse prácticamente hasta la caja del Oxxo, mientras sus compañeros de parranda huyeron del lugar para evitar problemas.

En el primer caso, Citlali Karina Sosa, resultó con diversas lesiones e inundada al caer en la unidad en que viajaba hasta el fondo del canal por el rumbo del poblado Francisco Villa Viejo. Además de estar embarazada, iba con otros niños que resultaron ilesos.

En el segundo caso, una jovencita que conducía una Honda Pilot de color negro y cartones de chocolata, se metió al Oxxo de El Huizache prácticamente hasta la caja.

SE METIO hasta la caja del Oxxo.

Se equivocó de pedal, metió el acelerador en vez del freno y causó una serie de estropicios al negocio que, le salió barato, pues en el supuesto no lastimó a nadie, excepto los golpes visibles y no visibles que sufrió ella y por los que fue llevada a un hospital.

Le acompañaban cuatro o cinco jóvenes más que, a pesar de la circunstancia o por eso mismo, se retiraron del lugar sin detenerse a saber la suerte de su compañera de parranda.

Luego, cuando llegó la policía a conocer del incidente todavía encontró botes de cerveza y vasos gigantes con michelada y toda la cosa, seña de que andaban en la parranda.

Estaban tomando cerveza Modelo, y al final no se sabe qué iban a comprar al Oxxo, pues en esa tienda venden precisamente la competencia, la Carta Blanca, el caso es que, la conductora, antes que frenar aceleró y se metió virtualmente  hasta la caja.

Tumbó todo el frente del negocio, llevándose puertas y estantes de diversos materiales, la mayor parte de cristal, aluminio y otros.

El caso es que, junto con el quebradero y la destrucción que llevó la Pilot, una de las empleadas cayó en pánico y gritaba que la querían matar, aunque nadie la estaba buscando.

Sobre el primer tema, la señora del Atos empezó a acusar diversas molestias, quizá tratándose del embarazo, y la ayuda de la Cruz Roja se estaba tardando.

EL QUEBRADERO no se hizo esperar.
%d bloggers like this: