ACLU exige a Gobierno EEUU terapia menores por incumplir plazo reunificación

San Diego (EE.UU.), 12 jul (EFE).- La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) pedirá que el Gobierno estadounidense cree un fondo para dar terapia a los niños separados de sus padres indocumentados por incumplir el plazo de reunión de estas familias, según un documento presentado hoy en un tribunal federal.

“No hay excusa para que la administración de Trump haya fallado en la fecha límite”, comentó en una nota de prensa Lee Gelernt, abogado de ACLU, quien señaló que “los niños están sufriendo por ello”.

Como resultado de una demanda que interpuso ACLU al Gobierno por separar a menores de sus padres indocumentados tras ser aprehendidos en la frontera con México, el juez federal Dana Sabraw determinó a finales de junio que las autoridades federales debían proceder con reunificar a estas familias.

El magistrado dio 14 días de plazo a la Administración para cumplir con la sentencia en el caso de 103 menores de 5 años, que expiró este martes, y de 30 días para los mayores de esa edad, que pueden ser entre 2.000 y hasta 3.000 niños.

El Gobierno dio a conocer hoy que ha reunido a 57 niños menores de cinco años con sus padres y ha dejado a otros 46 en espera por diferentes motivos, por lo que no cumplió con el plazo dado por la justicia en el caso de esos 103 menores.

“Aunque muchos profesionales de la salud amablemente han ofrecido su servicios pro-bono para los niños, quienes están en una desesperada necesidad de terapia, éstos profesionales no deberían asumir los costos asociados con la política del Gobierno”, señala ACLU en el documento judicial.

El magistrado Sabraw había pedido a los demandantes recomendaciones para una posible sanción a la Administración por incumplir el plazo de reunificación, y a ambas partes entregar hoy un reporte en vísperas de la audiencia de seguimiento que se realizará mañana viernes en una corte de San Diego, al sur de California.

ACLU, que representa a un grupo de inmigrantes en esta demanda colectiva, también ha pedido que el Gobierno entregue a más tardar el próximo lunes una lista de todos los niños de entre 5 y 18 años que deberán ser reunificados antes del 26 de julio, es decir en la fecha impuesta por el juez.

La organización ha solicitado además que las autoridades federales detallen en esa lista cómo van a cumplir con la reunificación, un aspecto ausente en la lista de los menores de cinco años, aunque el Gobierno ha reconocido en su reporte de hoy que incluir esa información demandaría mucho tiempo que podría ser invertido en la misma reunificación.

Una vez presentada la lista, los demandantes solicitan que el Gobierno informe a la corte cada día los avances en la tarea de regresar a los niños con sus padres, además de que concluya todas las investigaciones y pruebas de paternidad (mediante ADN) antes del próximo 19 de julio.

De igual manera, si el Gobierno opta por reunificar a padres e hijos en centros de detención para familias deberá dar “acceso inmediato” a abogados de inmigración, según las peticiones de ACLU, que serán formalizadas en la audiencia del viernes.

En un comunicado dado a conocer hoy, los secretarios de Salud, Alex Azar, de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, y el fiscal general, Jeff Sessions, señalaron que de los 57 menores de cinco años reunidos con sus padres 38 fueron liberados en el plazo establecido por la corte, 19 el miércoles y uno hoy.

La Administración está trabajando con los abogados de los demandantes para localizar a los padres que ya han sido deportados y han pedido que dichas reunificaciones ocurran dentro de un “calendario flexible” o, si se concede un plazo fijo, que se inicie desde que los padres reciban los documentos de viaje de los niños.

Cerca de 3.000 menores fueron separados de sus padres desde que el pasado mes de abril la Casa Blanca decidiera adoptar una política de “tolerancia cero” contra los inmigrantes que entraban al país irregularmente por la frontera con México, medida que finalmente fue suspendida a mediados del mes pasado por las enormes críticas recibidas. EFE