Acopio de frijol no llegará a las 40 mil toneladas: ODC

La situación en relación con el proceso de comercialización del frijol va mal, no existe control con respecto a los expedientes de los productores que llevaron sus cosechas a los centros de acopio, y no se ha captado el volumen que se esperaba, pues este no llegará a las 40 mil toneladas que se programaron inicialmente, señaló Gustavo Pedro Cortés, dirigente de la Organización de Defensa Campesina “Plan de Ayala”.

Al referirse a tema de la producción del frijol que se logró durante el ciclo agrícola primavera-verano del 2015, el dirigente puntualizó que el mayor problema es precisamente que fue muy limitado el rendimiento que se logró en las zonas de cultivo, de ahí que la mayor dificultad que se presenta en estos momentos, a pesar del precio al que se compra el alimento, es que no hubo suficientes cosechas.

A esta situación hay que agregar una serie de anomalías que presentan en relación con el proceso de comercialización del alimento en la entidad, pues hay muy pocos expedientes en relación con el acopio en los centros autorizados y de hecho, el volumen que se concentra en estos lugares es muy poco, pues aún no se logra la meta que se fijó para esta ocasión, que fueron 40 mil toneladas.

Con respecto al riesgo de que se presenten de nuevo casos de frijol de papel, es decir que se documente un alimento que no existe en bodegas, el dirigente campesino puntualizó que se trata de un asunto grave, pues se trata de una irregularidad que ya se ha presentado en el pasado, y que en esta ocasión puede repetirse debido a que no  hubo claridad en las reglas para la comercialización de la leguminosa.

Al mismo tiempo, recordó que la situación es compleja, pues la posibilidad de que en el papel se documente una producción de frijol que no corresponda al grano acopiado en bodegas, contrastaría totalmente con el panorama real que se vive en el campo duranguense y que se caracteriza precisamente por la falta del alimento, debido a las fuertes pérdidas que se registraron durante el ciclo agrícola primavera-verano del 2015, a causa de la irregularidad con la que se presentaron las lluvias en la entidad y que ocasionó que en muchos lugar hubiera cosecha.

Ante esta situación, el dirigente campesino puntualizó que el precio que alcanza en estos momentos el frijol en el mercado en realidad no representa un beneficio para los productores de la entidad, pues muchos no lograron una cosecha del alimento que puedan vender.