Inicio > Noticias > Internacional > Activista rifeño preso en Marruecos suspende su huelga de hambre de 55 días

Activista rifeño preso en Marruecos suspende su huelga de hambre de 55 días

Rabat, 31 oct (EFE).- El preso del movimiento rifeño de protestas Hirak Rabie al Ablaq, que cumple una condena de cinco años de prisión, suspendió hoy su huelga de hambre después de 55 días, informaron fuentes familiares.

Su hermano Abdelatif al Ablaq precisó en la red social Facebook que Rabie, de 32 años, se vio obligado a suspender esa protesta después de que su madre se declarara también en huelga de hambre, pero en su caso para forzarlo a poner fin a su medida.

El pasado viernes, Rabie, que se encuentra encarcelado en Tánger (norte de Marruecos), tuvo que ser hospitalizado al haber empeorado su estado de salud.

Al Ablaq, detenido desde 2017, fue condenado el pasado mes de abril a cinco años de cárcel por el Tribunal de Apelación de Casablanca, tras haber sido acusado de “difundir noticias falsas” y “usurpar la profesión de periodista”.

Su hermano explicó la semana pasada a Efe que Rabie había perdido 23 kilos desde que empezó la huelga de hambre, pero la Delegación General de la Administración Penitenciaria (DGAP) sostuvo que su estado de salud era “normal”.

El pasado día 22, la organización Reporteros Sin Fronteras (RSF) manifestó su preocupación por el estado de salud del periodista e instó a las autoridades a liberarlo “lo antes posible”.

Ablaq formaba parte de unos cuarenta activistas y dirigentes del movimiento Hirak que fueron condenados en apelación el pasado abril a penas de entre uno y veinte años de cárcel, unas penas que no hicieron sino confirmar una por una las sentencias en primera instancia.

Las protestas sociales del Rif estallaron en octubre de 2016 tras la muerte de un vendedor de pescado que quedó aplastado dentro de un camión de basura al que las autoridades habían arrojado la mercancía que le había sido confiscada.

Las revueltas llevaron a las cárceles a cientos de personas, de las que una gran parte fue indultada en momentos diferentes por el rey Mohamed VI, pero los líderes del movimiento no se vieron beneficiados. EFE

%d bloggers like this: