Acusan a CNOP de “inflar” daños de sus negocios

Rolando Álvarez Peña, coordinador general de la Federación de Trabajadores Independientes (FTI) aseguró que varios de los comerciantes afiliados a la CNOP han “inflado” el costo de los daños que sufrieron sus establecimientos durante la contingencia del pasado 29 de septiembre, lo que consideró un abuso que deja sin oportunidad de beneficio a locatarios realmente afectados.

Indicó que se ha podido corroborar por agremiados a su federación que algunos de los locatarios pertenecientes a la Confederación Nacional de Organizaciones Populares reportaron daños de 50 mil a 200 mil pesos cuando ni siquiera sufrieron afectaciones en sus locales de consideración ni mucho menos poseen en mercancía esa cifra, por lo que es a todas luces un abuso.

El entrevistado agregó que algunos de estos comerciantes laboran en el ex Cuartel Juárez y el ex Campo Deportivo, zonas que se inundaron durante la contingencia ambiental del pasado 29 de septiembre, donde el agua alcanzó los 50 centímetros en algunas zonas, lo que afectó mercancía y mobiliario, aunque otros daños se reportan en las inmediaciones del Parque Guadiana.

En ese sentido indicó que incluso se comprobó que varios de los propietarios de puestos en el parque no laboraron ese día por lo que su puesto no tendría por qué presentar daños por las lluvias; “nosotros somos testigos de que estas personas están laborando hoy en día sin ninguna afectación. Eso nos parece una injusticia y un abuso que debe impedirse”, puntualizó.

Y es que para Álvarez Peña el apoyo que ha ofrecido el Gobierno del Estado a los comerciantes no es una obligación sino una ayuda que las autoridades quieren hacer al sector comercial de Durango y aprovechándose de ello algunos quieren sacar ventaja económica de la situación; “no queremos que por darle recurso a ellos se deje a alguien que sí necesita sin apoyo”, expresó.

Por su parte Saúl Romero Mendoza, dirigente municipal de la CNOP, indicó que los cerca de 300 agremiados afectados por las lluvias han comprobado que los daños que reportaron a las autoridades estatales son reales, tanto en el valor de sus mercancías como en los daños estructurales de sus locales, por lo que calificó de infundadas las acusaciones hechas por el líder de la FTI.