Inicio > Noticias > Local > Afecta a constructores paro de obras escolares

Afecta a constructores paro de obras escolares

  • Enfrentan crisis económica y despido de personal

Por: Carolina Cupich

El presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, Miguel Ángel Reveles Pérez, señaló que el Instituto Nacional de la Infraestructura Física Educativa (INIFED) canceló diversos programas, provocando que se vieran afectados 80 por ciento de los agremiados a la CMIC, por lo que se encuentran en recesión económica y existen varios despidos de personal.

Dio a conocer que el INIFED informó que diversos programas, entre ellos el de Escuelas al Cien, quedarían suspendidos para las constructoras, quienes ahora se harían cargo de este mantenimiento serían los propios padres de familia y los maestros, provocando que pequeñas y medianas constructoras quedaran sin un ingreso económico; “este tema nos ha venido a golpear, esto porque un porcentaje alto de empresas estaba afiliado a esta institución para realizar obras, entonces al quitar el programa vino a provocar diversos conflictos”.

Señaló que en lo que respecta a la CMIC en Durango, del total de 260 afiliados el 80 por ciento se  ha visto afectado por dicha cancelación, propiciando que exista una recesión económica y se haya tenido que despedir personal y disminuir al máximo otros gastos; “el anuncio de que las escuelas y la rehabilitación de las mismas tendrá que ser ejecutada por los padres de familia y los maestros lastimó mucho al sector, más aún cuando no existen obras importantes que nos ayuden a seguir empujando para adelante”. 

Agregó que el monto aproximado que se venía ejecutando al año con este programa era de entre 350 y 400 millones de pesos; “este 2019 prácticamente no se ejercieron recursos y lo único que nos está quedando es el Ramo 33”. 

Respecto al Ramo 33 aseguró que, aunque es el único recurso que queda en este momento, es insuficiente ya que está programado y la cantidad es de 160 millones de pesos, monto que no aporta a mantener la planta laboral de las empresas. 

Fue reiterativo al señalar que no ha sido un buen año para el sector de la construcción, recordó que no han existido reasignaciones de recursos por parte del Gobierno Federal hacia el estado, que en años anteriores generaban más de mil millones de pesos, pero actualmente estos recursos y posibles obras han quedado olvidados. 



Reveles Pérez aseveró que tienen la esperanza de que con la llegada del nuevo superdelegado las cosas empiecen a cambiar y se pueda bajar la mayor cantidad de recursos para Durango, de forma que para culminar este 2019 exista movimiento económico.

“Esperamos que el nuevo superdelegado conozca las situaciones del estado y que vea las necesidades que tenemos, de esta manera podrá hacer y gestionar los diversos recursos que no han llegado y podremos terminar un año con mejores expectativas”, concluyó.

%d bloggers like this: