Afecta a duranguenses “tallado” de tarjetas

Los llamados “talladores” o personas que se dedican a cambiar tarjetas de crédito o débito han afectado a la población duranguense, situaciones que se han presentado en las propias instalaciones de los bancos en el área de cajeros, sumando un aproximado de 100 casos en el año, informó Mario Alberto Alvídrez Cordero, subdelegado de la Condusef

Son personas que se dedican a engañar a los usuarios para cambiarles el plástico, en algunos casos hacen uso de violencia psicológica y les logran quitar su tarjeta, para luego hacer compras en centros comerciales donde no piden la identificación del portador del plástico, con lo que hacen una afectación fuerte al titular de la cuenta.

Detalló que esta situación se presenta por temporadas, por ejemplo en diciembre cuando se le otorga el aguinaldo a los trabajadores, o se presenta el periodo vacacional, pues es cuando se reportan casos de este tipo. Aclaró que estos asuntos sí se dan durante todo el año, solo con un incremento en los periodos ya mencionados.

Para beneficio de los usuarios la Condusef brinda el respaldo y se ha logrado cancelar el mayor número de cargos, donde los adultos mayores son los principales perjudicados por cambio de tarjeta y posterior uso indebido. Es al momento de solicitar los bouchers a las instituciones bancarias cuando se percatan que las firmas no corresponden al usuario, ya que el trabajador no se cercioró de la identidad de quien portaba la tarjeta.

Cuando no se proporcionan los bouchers, el cargo se hace directamente al establecimiento donde se realizó la compra y se hizo la afectación.

El subdelegado considera que una sola persona no puede actuar en este tipo de atracos, por lo que se trata más bien de bandas, mientras uno engaña a los adultos mayores por ejemplo, en horas que no hay mucha afluencia. La recomendación es que si una persona no conoce el manejo del cajero pida a un familiar de mucha confianza que lo acompañe.

Otra opción para los usuarios es acudir directamente a ventanilla para hacer su retiro, donde no se deben negar a realizar esta operación. Lo principal es saber que si se presta el plástico, o se proporciona el nip a otra persona hay un riesgo de ser afectados.

Además de acudir a Condusef, la persona afectada debe denunciar ya que se trata de un delito de fraude y se tiene que hacer la investigación para que se logre la captura de quien cometió este hecho. En cuanto a la afectación patrimonial, mientras el banco no pueda comprobar que fue el titular quien hizo los movimientos, deberá reponer el saldo.