Afectados por sismos en El Salvador urgen a Gobierno a enviar ayuda

EFE

Chirilagua (El Salvador), 7 may (EFE).- Las personas afectadas por el enjambre sísmico en el este de El Salvador urgieron hoy a las autoridades a brindar ayuda, ya que un número aun no determinado de familias se quedaron sin viviendas, que fueron destruidas por el fenómeno que comenzó el pasado sábado y continua.

Un total de 466 sismos de magnitudes que oscilaron entre 2,4 y 5,6 en la escala de Richter sacudieron desde el pasado sábado hasta este lunes la zona este de El Salvador, donde, al menos, 11 viviendas quedaron derribadas y más de un centenar dañadas.

René Barrera, uno de los afectados y alojado en un albergue provisional, dijo a Efe que los habitantes de la zona están “muy preocupados” y que han “entrado en pánico por lo que pueda venir”, ya que los temblores no cesaron desde su comienzo.

“Esperamos que las autoridades nos den apoyo con víveres, medicinas y colchonetas y nos ayuden para poder rehacer nuestras viviendas, porque nosotros somos pobres, en un lugar en que la mayor parte somos agricultores”, señaló Barrera.

También Marta Arévalo, quien se encuentra albergada junto a cinco miembros de su familia, pidió apoyo, sobre todo “para los ancianos y los niños que necesitan sus medicamentos y esa es la prioridad”.

Arévalo explicó a Efe que la Alcaldía “mandó comida, pero se necesita más apoyo”, y destacó que “más que nada, en este momento”, urgen colchonetas, sobre todo para los menores y gente de la tercera edad.

A consecuencia de los temblores, de los cuales 73 fueron reportados como sentidos, una menor de edad, quien ya se encuentra estable, sufrió lesiones al ser golpeada en la cabeza el domingo.

El área epicentral está ubicada entre los municipios de Chirilagua, del departamento de San Miguel, e Intipucá, departamento de La Unión.

La zona permanece en alerta naranja (vigilancia), decretada por el director general de Protección Civil, Jorge Meléndez, quien explicó, durante una conferencia de prensa este domingo, que se han instalado albergues en distintos puntos para dar cobijo a los afectados.

El director de la entidad llamó a la población a mantener la calma y a estar informada sobre el desarrollo del dicho fenómeno, que podría durar días o inclusive semanas, con eventos de igual o mayor magnitud.

Según el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN), entre las 18.33 hora local (00.33 GMT) del sábado, cuando empezó el enjambre sísmico, hasta las 06.00 hora local (12.00 GMT) de este lunes se han registrado 466 temblores.

Señaló que el sismo de mayor magnitud se registró a la 13.02 hora local (19.02 GMT) del domingo, con una magnitud 5,6 en la escala de Richter e intensidad de 7 en los municipios de Chirilagua e Intipucá.

Agregó que por las características de las señales registradas, el origen de esta actividad sísmica es atribuido a la activación de fallas geológicas locales de la zona. EFE