Afectan incendios más de 4 mil has. de bosque

 

  •  Esta temporada se han registrado más siniestros que en 2016

Durante lo que va del año se han incrementado los incendios forestales en el territorio estatal, así como también la superficie afectada, en comparación con el comportamiento que se presentó durante el mismo periodo en el 2016, informó el delegado de la Comisión Nacional Forestal, Daniel Trujano Thomé.

Al referirse a la situación que se presenta actualmente en la región forestal de la entidad, el funcionario manifestó que hasta el momento se han registrado más de 50 incendios en distintos puntos de la entidad, con una superficie afectada de 4,700 hectáreas hasta el momento, cantidades que superan los siniestros que se presentaron durante el mismo período el año pasado.

De acuerdo a los datos estadísticos que tiene la delegación de Conafor, mientras en el 2016 se tenían reportados 47 incendios con 771 hectáreas afectada, hasta mediados del mes de abril, cifras que ya fueron superadas en lo que va de este mes, tanto en la cantidad de incendios como en las afectaciones.

El funcionario reconoció que se presenta una situación más compleja durante esta temporada en la que se registra la mayor cantidad de incendios forestales no solamente en la entidad, sino en todo el país, pues en esta ocasión además de que la superficie siniestrada se acerca a las 5 mil hectáreas, también se tienen reportes de zonas arboladas que han sido dañadas por el fuego.

Puntualizó que hasta el momento se tienen informes acerca de 44 hectáreas de zonas arboladas que han sido afectadas por incendios forestales, así como 7 de renuevo, es decir de árboles más jóvenes, lo cual representa una pérdida mayor para la entidad.

En relación con el resto de la superficie afectada, el delegado de Conafor manifestó que los daños se dividen en áreas de hojarasca, herbáceo, arbustivo y suelo orgánico, que es donde se ha presentado la mayor cantidad de siniestros.

Agregó que los municipios donde se han registrado incendios, son Durango, Pueblo Nuevo, Santiago Papasquiaro, Mezquital, Lerdo, Tepehuanes, Canatlán y San Dimas, de los cuales este último es el que tiene la mayor superficie afectada, aunque con menor cantidad de siniestros.

El delegado recordó que aunque en estos momentos no se reportan incendios activos, en semanas anteriores se presentaron los que causaron mayor afectación, debido a que fue difícil controlarlos por las condiciones climáticas que se presentaron en la entidad, las cuales se caracterizaron por fuertes vientos que dificultaron la extinción del fuego, a pesar del trabajo realizado por las brigadas que combaten los incendios en la región forestal de la entidad.