Agencia ambiental mexicana niega “ecocidio” en desmonte de manglar en Cancún

635894566062345801mMéxico, 28 ene (EFE).- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) de México informó hoy que no hay indicios de “ecocidio ni devastación” atribuibles al Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) en el proyecto Malecón Tajamar Cancún.

El proyecto para construir instalaciones residenciales, comerciales y de recreación en una superficie de manglar ha generado reacciones durante los últimos días en la opinión pública, grupos ambientalistas y partidos.

Profepa certificó que Fonatur contaba con autorizaciones válidas y vigentes concedidas en 2005 por la Secretaría del Medio Ambiente y recursos Naturales (Semarnat) para la remoción de vegetación en predio, ya que no está considerado sitio Ramsar ni se encuentra dentro de las áreas naturales protegidas del Sistema Lagunar Nichupté.

Ramsar se refiere a un tratado intergubernamental sobre conservación y uso sostenible de los recursos naturales, que está dedicado a la conservación y el uso racional de los humedales, sobre todo como hábitat de aves acuáticas.

Tras deslindar de responsabilidad al Fonatur en el desmonte de 22 hectáreas de Tajamar, el titular de la Profepa, Guillermo Haro, dijo en conferencia de prensa que se hallaron una iguana rayada y cinco cocodrilos en la más reciente inspección realizada por la agencia de protección ambiental.

Por ello, el funcionario afirmó que “se emplazará y ordenará a Fonatur para que concluya con el programa de rescate de la fauna silvestre observada en la inspección del 26 de enero de 2016”.

Por otro lado, Haro informó que la única evidencia recabada hasta el momento sobre presunto daño ambiental se presentó por parte de la empresa privada BI & DI Real Estate de México, que llevó a cabo el desmonte de siete hectáreas del terreno.

Las operaciones de BI & DI se realizaron sin autorizaciones en materia de impacto ambiental y cambio de uso de suelo, estudio técnico justificativo o proyectos ejecutivos validados por la Semarnat, afirmó Profepa.

Por ello, indicó que continuará con los procedimientos para determinar la responsabilidad ambiental y administrativa de dicha empresa, y mantendrá su coadyuvancia con la Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía) para la determinación de la responsabilidad penal que corresponda.

La Profepa aseguró que ha realizado inspecciones permanentes al proyecto y continúa profundizando la revisión de los términos y condiciones de las autorizaciones otorgadas por la Semarnat.

“Para la construcción de los proyectos en los diversos lotes del predio se deberán obtener nuevas autorizaciones de la Semarnat, al amparo de la legislación hoy vigente y en congruencia con las demás disposiciones estatales y municipales”, explicó.

En tanto, militantes y legisladores del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD) clausuraron simbólicamente las oficinas de Semarnat en Ciudad de México como protesta por el daño ocasionado al manglar de Tajamar.

El partido presentó una denuncia penal hace unos días ante la PGR contra Semarnat, Profepa, Fonatur y el Gobierno del estado de Quintana Roo por su presunta responsabilidad en el denominado “ecocidio” que afectó al manglar en Cancún.

Por su parte el presidente del conservador Partido Acción Nacional (PAN), Ricardo Anaya, afirmó a través de un comunicado que la actitud de negación asumida por el titular de la Profepa sobre la devastación en Tajamar no contribuye a la reparación del daño.

El partido exigió a Semarnat, Fonatur, Profepa y al gobierno de Quintana Roo rendir cuentas sobre sus acciones, al tiempo que reconoció las aportaciones del expresidente Felipe Calderón en el cuidado del medio ambiente y el desarrollo sustentable en México durante su Gobierno (2006-2012).

Esta semana Manuel Mercado, director jurídico de Fonatur, aseguró que en la zona de Tajamar el proceso de urbanización comenzó durante Administraciones pasadas, en las que gobernaba el PAN. EFE