Agencia de la ONU cierra todas sus escuelas en Gaza por la escalada militar

Jerusalén, 13 nov (EFE).- La Agencia de la ONU para los refugiados palestinos (UNRWA) cerró hoy las escuelas que gestiona en Gaza por motivos de seguridad, tras la escalada militar de las últimas 24 horas, con más de 400 cohetes lanzados hacia Israel y más de 150 bombardeos de represalia del Ejército israelí.

“Debido a la situación de seguridad actual y la amenaza que supone para los estudiantes y el personal docente, UNRWA ha decidido cerrar todas sus escuelas en la Franja de Gaza”, anunció el portavoz de la organización, Chris Gunness, quien añadió que “la situación será revisada de forma regular”.

Todos los otros servicios de UNRWA en Gaza “permanecen abiertos”, concretó, y agregó que su personal sobre el terreno “informa de que la tierra y los edificios tiemblan como si hubiera un terremoto”, por lo que exigió a “todas las partes” involucradas en la escalada que “apoyen los esfuerzos de alto al fuego para evitar caer a la cuarta guerra de Gaza en una década”.

Además de los colegios de UNRWA, todas las escuelas, universidades, bancos, sedes de empresas privadas e instituciones ministeriales en Gaza permanecieron hoy cerradas por la escalada de tensión.

En total, siete milicianos palestinos han muerto y un civil en Israel, también palestino, en los ataques que comenzaron la tarde de este lunes con el lanzamiento masivo de cohetes y proyectiles de mortero desde el enclave, y los bombardeos de respuesta del Ejército israelí.

Además, veinte personas han resultado heridas en los más de 150 bombardeos contra objetivos militares de la Franja, que han destruido cuatro grandes infraestructuras utilizadas, según el Ejército, por el movimiento islamista Hamás, entre ellos el hotel Al Amal y la sede de la televisión Al Aqsa.

Egipto, Catar y la ONU siguen intentando restablecer la calma entre Israel y las milicias palestinas, que anunciaron ayer el inicio de ataques como respuesta a la muerte el domingo de los siete milicianos por fuego israelí en Gaza. EFE