Agencia EE.UU. tratará de mejorar en P.Rico la comida a afectados por María

 

San Juan, 13 oct (EFE).- El director de la Agencia estadounidense para el Manejo de Emergencias para el Caribe (Fema), Alejandro de la Campa, dijo hoy que se estudiará una mejora de la comida que se suministra a los afectados en Puerto Rico por el huracán María.

De la Campa señaló durante la conferencia de prensa diaria que para atender ese reclamo se incluirán entre sus colaboradores a quiénes preparen comidas calientes, tras recordar que actualmente Fema ofrece cerca de 100.000 comidas al día.

Algunas organizaciones que participan en la entrega de comida habían pedido precisamente que se incluyera comida caliente para satisfacer las demandas de los afectados, cansados de platos preparados y conservas.

“En un desastre siempre evolucionamos y basados en las necesidades que tenemos y en coordinación con el gobierno de Puerto Rico se toman decisiones”, subrayó De la Campa sobre el asunto.

El cocinero español José Andrés denunció esta semana que Fema no ha atendido, en su opinión, como debía la distribución de comida a los afectados por el huracán María, que el 20 de septiembre devastó la isla caribeña.

“La verdad es que Fema dice en reuniones que necesita 2 millones de comida diaria para suplir las necesidades de los puertorriqueños, pero según sus propias estadísticas, y con todas sus organizaciones -incluyéndonos a nosotros, World Central Kitchen-, están repartiendo solo 200.000 comidas al día y eso es siendo generosos”, indicó el cocinero, contratado por esa agencia federal.

Andrés aseguró que eso quiere decir que cerca de 1,8 millones de personas en Puerto Rico tienen problemas para alimentarse.

El cocinero fue contratado para preparar 20.000 comidas diarias por un periodo de siete días, acuerdo que finalizó el pasado martes.

Andrés indicó que no tiene sentido que Fema lo contratara para preparar 20.000 comidas diarias cuando su organización y voluntarios reparten al día 80.000 a lo largo de toda la isla.

Acusó a Fema de excesiva burocracia mientras voluntarios trabajan por hacer llegar comida caliente a los necesitados.

“Mientras hay gente pasando hambre se está simplemente haciendo planes, negocios, contratos de larga duración para darle de comer a la gente de Puerto Rico. Yo ya no estoy interesado en eso”, subrayó Andrés.

El cocinero dijo además no entender nada cuando se anunció que se traían un millón de bocadillos desde el estado de Florida, cuando es algo que se podría atender con proveedores locales.

Aseguró que si se contratara a proveedores locales se ayudaría a la mejora de la economía en la isla.

José Andrés denunció además que Fema paga cantidades millonarias a organizaciones que no han suplido la cantidad de alimentos que ellos con ayuda mínima han conseguido llevar a los afectados por el paso del huracán María. EFE