AI denuncia crisis de refugiados y migrantes por violencia en Centroamérica

ai-denuncia-crisis-de-refugiados-y-migrantes-por-violencia-en-centroamericaTegucigalpa, 14 oct (EFE).- Amnistía Internacional (AI) denunció hoy publicamente la “creciente crisis de refugiados” e inmigrantes que vive Centroamérica a causa de la violencia, y la responsabilidad en la misma de los países del Triángulo Norte, El Salvador, Honduras y Guatemala.


El secretario general de AI, Salil Shetty, dijo en una rueda de prensa en Tegucigalpa que la cifra de inmigrantes solicitando asilo en México y Estados Unidos ha aumentado en los últimos cinco años y que “también es impactante” la de “refugiados internacionales” que pasan por territorio mexicano.

Shetty llegó el pasado día 11 a Honduras, donde se reunió con defensores de derechos humanos y funcionarios del Gobierno que preside Juan Orlando Hernández.

La misión de AI que encabezó Shetty solicitó una reunión con el presidente Hernández, la que no fue posible por asuntos “de tiempo”, según dijo la directora del organismo humanitario para América Latina, Erika Guevara-Rosas, quien calificó el hecho como “muy lamentable”.

Shetty enfatizó que “en Centroamérica en general, el número de solicitantes de asilo en México y los Estados Unidos ha subido seis veces (…) en los últimos cinco años”.

Añadió que el país con más personas solicitando asilo en México y Estados Unidos es Honduras, con un aumento de ocho veces comparado con los registros de hace cinco años.

Según organismos de derechos humanos, unos 150 hondureños abandonan a diario su país con la intención de llegar a Estados Unidos, arriesgando su vida principalmente en México, donde son víctimas de múltiples atropellos y violaciones.

Todos los años, además de centroamericanos, por México cruzan inmigrantes de países del Caribe, América del Sur, e incluso asiáticos y africanos que intentan llegar a Estados Unidos.

Shetty recalcó que los Gobiernos centroamericanos tienen la “responsabilidad de prevenir y proteger” a los que huyen y regresan de la violencia, en calidad de deportados de EE.UU. y México.

En lo que va de 2016 las autoridades migratorias de México y Estados Unidos han deportado a más de 50.000 inmigrantes hondureños.

Shetty señaló que en el caso de Honduras el número de deportados de México que pretenden llegar a EE.UU. ha subido en un 147 %.

Agregó que aunque “Honduras se siente orgullosa de que ha reducido la tasa de homicidios en los últimos años”, lo que calificó como “un signo positivo”, no se ve una reducción en la cifra de inmigrantes.

Añadió que el Gobierno de Honduras y de los otros países centroamericanos deben “reconocer que la violencia es un conductor clave para la salida de personas del país” y que “eso tiene que ver también con personas que se desplazan internamente”.

“El Gobierno debe reconocer que las personas están huyendo del país por el aumento de los niveles de violencia” y en el caso de Honduras “debe de entender que la mejor forma de terminar con la violencia es terminar con la impunidad en este país”, subrayó.

Dijo que Honduras tiene “una de las tasas más altas de impunidad” y que a eso hay que ponerle fin, al igual que a la violencia, la que según fuentes oficiales deja unos trece muertos diarios.

En un encuentro público con Shetty, la representante de la Asociación de Mujeres Pop No’l de Guatemala, Yolanda Hernández, dijo que en su país los indígenas también son víctimas de la violencia, lo que obliga a muchos habitantes de los cinco departamentos más pobres a migrar.

Añadió que los indígenas guatemaltecos siguen “siendo personas sin voz y sin voto” en las tomas de decisiones de su país.

Indicó además que la crisis de hace dos años sobre miles de niños inmigrantes centroamericanos no acompañados que llegaron a Estados Unidos, no fue algo que hasta entonces se produjo, sino que antes “no se habían dado cuenta que existía”.

Karla Avelar, de la comunidad transgénero de El Salvador, aseguró que en su país hay una tasa alta de “crímenes por odio” contra los miembros de la comunidad Lésbico, Gay, Bisexual, Transgénero e Intersexual (LGBTI).

Añadió que ese sector de la sociedad salvadoreña es víctima de persecución política, policial, militar y de pandillas, y que este año se han registrado 22 asesinatos de la comunidad LGBTI, que no exige un trato especial, sino que les reconozcan sus derechos como personas, enfatizó.

La representante de la Pastoral de Movilidad Humana de Honduras, Mara Silva de Souza, expresó que hasta hace unos cinco años la mayoría de los hondureños se iban a Estados Unidos por una “migración económica”.

Pero desde hace unos cinco años “muchas personas comenzaron a emigrar para proteger la vida” debido a “los niveles de violencia”.

Agregó que aunque el Gobierno hondureño dice que se está reduciendo la violencia, eso “no se percibe” en el interior, incluso en muchas zonas urbanas. EFE