Inicio > Noticias > Internacional > AI pide a Tailandia que niegue la extradición a Baréin del refugiado detenido

AI pide a Tailandia que niegue la extradición a Baréin del refugiado detenido

Bangkok, 4 feb (EFE).- La organización garante de los derechos humanos Amnistía Internacional (AI) pidió hoy a Tailandia denegar la extradición a su país del refugiado y futbolista bareiní Hakeem al Araibi, que este lunes comparecerá en un tribunal de Bangkok.

“Las autoridades tailandesas deben parar todos los procedimientos relacionados con esta absurda, cruel y cínica solicitud de extradición”, reclamó la representante de AI en Tailandia, Katherine Gerson, en un comunicado.

Al Araibi, de 25 años, deberá indicar al tribunal hoy si está de acuerdo con su extradición a Baréin, país que lo reclama para cumplir una pena de prisión.

La petición de la Fiscalía ocurre unos días después de que las autoridades bareiníes pidieran formalmente la extradición del futbolista, que es residente en Australia, donde tiene estatus de refugiado.

El Gobierno australiano, la FIFA y el Comité Olímpico Internacional (COI), así como Human Rights Watch y Amnistía Internacional, han pedido la liberación de Al Araibi. 

Tailandia no es signataria de la Convención de la ONU para los refugiados y ha sido criticada por enviar a refugiados y solicitantes de asilo a países donde se enfrentan a persecución e incluso a tortura. 

Al Araibi, exjugador de la selección de Baréin, fue detenido el pasado 27 de noviembre al llegar a Bangkok de luna de miel con su esposa desde la ciudad australiana de Melbourne debido a una alerta de Interpol que luego fue retirada.

El futbolista se encuentra en un centro de detención con el temor de ser extraditado a Baréin, donde teme por su vida y donde dice que fue torturado en 2012 por su participación en las revueltas de la Primavera Árabe.

“El gobierno tailandés debe comprender que el único motivo de Baréin (para solicitar la extradición) es castigar aún más a Hakeem por la pacífica opinión política que expresó”, señala Gerson al recalcar el riesgo del futbolista de ser “encarcelado de manera injusta” en su país y atacar a Interpol por vulnerar su propia política de protección para refugiados.

Al Araibi huyó de su país en 2014 y fue condenado en rebeldía a diez años de cárcel por daños en una comisaría durante una protesta que, según HRW, se produjo mientras el jugador disputaba un partido con su selección. 

“(Al Araibi) no debe pasar ni un día más detenido y se le debe permitir de inmediato regresar a su hogar, en Melbourne”, zanja Gerson. EFE

%d bloggers like this: