Inicio > Noticias > Internacional > Al menos 12 muertos en dos ataques de presuntos rebeldes ugandeses en RDC

Al menos 12 muertos en dos ataques de presuntos rebeldes ugandeses en RDC

Kinshasa, 23 jul (EFE).- Al menos doce personas murieron, incluidos dos niños, en dos ataques de presuntos rebeldes ugandeses de la milicia islamista Fuerzas Democráticas Aliadas (ADF) en el este de la República Democrática del Congo (RDC), informaron hoy activistas de la sociedad civil.

Un primer ataque se produjo la noche de este lunes en la localidad de Oicha, a 30 kilómetros al norte de la ciudad de Beni, en la provincia de Kivu del Norte, cuando supuestos combatientes de las ADF abrieron fuego contra una aglomeración de personas.

“Cuando llegamos esta mañana al lugar de los hechos, hallamos nueve cadáveres, entre ellos de dos niños, incluido el de un bebé de unos dos meses”, detalló el activista de la sociedad civil en Beni, Janvier Kasairyo, al medio congoleño “Actualité”.

Esa misma noche, otros tres civiles fueron asesinados a tiros en la localidad cercana de Eringeti, también en el territorio nororiental de Beni, donde a la gran inseguridad causada por decenas de grupos armados se suma desde hace un año un mortífero brote de ébola que ha causado cerca de 1.750 muertos.

Las ADF empezaron su campaña violenta en 1996 en el oeste de Uganda, como contestación política al régimen del presidente ugandés, Yoweri Museveni, pero la presión militar forzó su repliegue a la frontera con la RDC, desde donde realizan incursiones frecuentes en Kivu del Norte, sobre todo para saqueos y lograr aprovisionamientos.

Su agenda no es muy conocida, más allá de una posible conexión con la organización yihadista Estado Islámico (EI) y un repetido “modus operandi”, ocultándose y escapando a las operaciones militares gracias a una geografía montañosa.

Un informe publicado a finales de 2018 por el Grupo de Investigación sobre el Congo (CRG), un proyecto de investigación independiente con sede en la Universidad de Nueva York, reveló que las ADF habían conseguido el pasado noviembre financiación del EI.

De hecho, el EI se ha atribuido ya al menos dos ataques letales en esta zona de la RDC que estaban, en un principio, atribuidos al ADF, grupo que no suele reivindicar sus acciones.

A principios de este milenio, tanto el Ejército de Uganda como el congoleño casi consiguieron acabar con esta insurgencia, pero los rebeldes no desaparecieron por completo, se reorganizaron y se empezaron a radicalizar, llegando a ser el grupo más letal de Kivu del Norte en 2018.

En lo que va de año, solo en esta provincia del noreste congoleño se han producido más de 300 ataques, en los que han muerto 723 personas (34 de éstas vinculadas a las ADF), según la herramienta de seguimiento Kivu Security Tracker, gestionada por el CRG.

La RDC, y en concreto, la región del noreste, lleva años sumida en un largo conflicto alimentado por las milicias rebeldes y los ataques de soldados del Ejército regular, todo ello bajo la supervisión de la Misión de Paz de la ONU en el país, Monusco. EFE

%d bloggers like this: