Inicio > Noticias > Internacional > Al menos 51 muertos en ataques de hombres armados en el noroeste de Nigeria

Al menos 51 muertos en ataques de hombres armados en el noroeste de Nigeria

Abuya, 2 mar (EFE).- Al menos 51 personas han muerto en ataques de un grupo de hombres armados a cuatro aldeas del estado de Kaduna, en el noroeste de Nigeria, según informaron este lunes las autoridades.

Los atacantes asaltaron las aldeas vecinas este domingo a primera hora de la mañana, poco después de la llamada al rezo musulmán.

Prendieron fuego a casas, saquearon bienes y se llevaron comida, según informó el diario nigeriano Daily Trust.

El concejal de Kerawa Ward, la zona donde se localizan las aldeas, Malam Dayyabu Kerawa, indicó a este medio que los 51 fallecidos fueron enterrados el mismo domingo por la tarde y los heridos trasladados al hospital.

“No sabemos quiénes eran, sólo que llegaron a las localidades y comenzaron a disparar a la gente”, dijo el concejal, al precisar que los ataques tardaron en conocerse porque “no había cobertura (telefónica) en los pueblos afectados”.

El portavoz de la Policía de Kaduna, Mohammed Jalige, confirmó a Efe por teléfono los incidentes, pero no aportó detalles.

El pasado 12 de febrero, al menos 21 personas fueron asesinadas en la aldea de Bakali, también en el estado de Kaduna, cuando bandidos invadieron la aldea y mataron a 16 miembros de la misma familia y a otras cinco personas.

En estas zonas se han producido en el pasado ataques para secuestrar personas y pedir rescate y también enfrentamientos entre pastores seminómadas y agricultores locales por disputas de tierras y muerte de ganado.

Los fulani, una etnia seminómada que profesa la fe musulmana, usan los campos de cultivo de los agricultores locales como pasto para su ganado, provocando disputas que se acentuaron en 2017, tras aprobarse una ley que prohibía pastar a campo abierto, lo que irritó a los pastores, que se niegan a ser recluidos en ranchos.

A este factor se suma la degradación del campo por el cambio climático y la violencia yihadista del grupo Boko Haram en el norte y noreste de Nigeria, que ha obligado a los pastores a desplazarse hasta el sur, donde habitan los granjeros cristianos. EFE