Al menos cinco heridos por choques entre estudiantes y policías en Bogotá

Bogotá, 25 sep (EFE).- Al menos cinco personas resultaron heridas en disturbios protagonizados por estudiantes de varias universidades de Bogotá que chocaron con miembros del Escuadrón Móvil Antidisturbios de la Policía (Esmad), que paralizaron este miércoles el tráfico de dos de las principales avenidas de la ciudad.

“Hubo una explosión en la Universidad Pedagógica, que dejó cinco heridos, dos leves y tres con heridas serias. En este momento nuestra Policía y la Fiscalía están en las instalaciones de la universidad haciendo las revisiones del caso para cerciorarse de cuáles fueron las causas”, afirmó el alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, en una rueda de prensa.

Uno de los focos de desórdenes ocurrió en inmediaciones de la Calle 72, en el distrito financiero de la ciudad, donde estudiantes de la Universidad Pedagógica se enfrentaron con el Esmad.

En ese lugar, encapuchados rompieron cristales de vehículos e incluso intentaron volcar un autobús del Sistema Integrado de Transporte Público (SITP), pero se dispersaron cuando la policía les arrojó gases lacrimógenos.

Sin embargo, los principales enfrentamientos ocurrieron en la carrera Séptima, una de las arterias de Bogotá, a la altura de la calle 40, donde estudiantes de una de las sedes de la Universidad Distrital se manifestaron contra un supuesto caso de corrupción dentro de esa institución pública.

Allí, al menos 200 personas, entre las que había varias encapuchadas, según detalló la universidad en un comunicado, ingresaron por la fuerza al edificio donde están las dependencias administrativas y trataron de entrar a la rectoría utilizando un taladro para romper las puertas.

El caso por el que protestaron los estudiantes involucra al exdirector del Instituto de Extensión de la Universidad Distrital (Idexud) Wilman Muñoz Prieto, a quien la Procuraduría (Ministerio Público) acusa del mal manejo de más de 10.490 millones de pesos (unos 3 millones de dólares).

Ante esta situación fue desplegado el Esmad, que llegó a la zona para tratar de controlar la manifestación y abrir la circulación por la carrera Séptima.

En la refriega, los policías intentaron hacer replegar a los estudiantes con una tanqueta desde la que les arrojaron agua.

“Le pedimos a la comunidad educativa respetar el debido proceso, así como esperar la decisión de los entes de control y continuar con el desarrollo de sus actividades académicas”, agregó la Distrital, que desalojó sus edificios en la zona por los disturbios.

Esta protesta coincidió con un plantón pacífico de estudiantes de la privada Universidad Javeriana, situada al frente, luego de que ayer, en otra manifestación de la Distrital, el Esmad arrojara gases lacrimógenos y bombas aturdidoras que cayeron cerca de uno de los edificios del Hospital San Ignacio, que hace parte de la Javeriana.

“Sin violencia, sin violencia”, gritaron los jóvenes que se pararon al frente de la Javeriana, que canceló sus clases de hoy y mañana por la manifestación.

El subcomandante de la Policía de Bogotá, coronel Javier Martín, señaló que la institución tiene “la obligación de retomar el orden público y la movilidad”, así como de “controlar a esas personas que se tornan violentas”.

El oficial agregó que las autoridades “no ingresaron a ninguno de los campus universitarios” de la Javeriana y de la Distrital, pues la policía “procedió en la parte externa” para “recuperar la vía pública y las condiciones de orden público”.

El alcalde señaló que durante la jornada “se han vandalizado 271 buses, de esos 202 son de Transmilenio y del SITP”.

“Eso simplemente hace es que tengamos menos buses en operación y afecta a los ciudadanos que se movilizan en transporte público”, aseveró Peñalosa. EFE