Al menos tres muertos en Haití en protestas callejeras por alzas combustibles

La Tercera


Puerto Príncipe, 7 jul (EFE).- Al menos tres muertos y decenas de heridos han causado las protestas callejeras que desde este viernes se producen en la capital de Haití, luego de que el Gobierno dispusiera un fuerte incremento en los precios de los combustibles a partir de hoy.

Las autoridades han confirmado, además, el incendio de varias estaciones de combustibles y otros bienes privados, mientras Puerto Príncipe se mantiene prácticamente paralizada debido al bloqueo de calles, la quema de neumáticos y enfrentamientos entre manifestantes y la Policía.

El primer ministro haitiano, Jacques Guy Lafontant, formuló hoy un llamado a la calma y rechazó la violencia callejera.

“El Gobierno rechaza la violencia, no es aceptable en un estado de derecho. No podemos resolver las diferencias con violencia, podemos resolver la crisis sin violencia”, dijo el jefe de Gabinete en un comunicado.

Lafontant llamó a las autoridades a “restablecer la paz” en la capital del país.

“No podemos destruir bienes de otros y bienes del Estado. No podemos construir una democracia fuerte sobre la base de la violencia”, agregó.

Horas después de su llamado, las autoridades confirmaron que varios hoteles fueron atacados en la exclusiva zona de Pentionville, en Puerto Príncipe, mientras que decenas de vehículos han sido incendiados y saqueados otros tantos supermercados.

El aeropuerto Toussaint Louverture, de la capital, anunció el cierre de sus operaciones, y se reportaron hechos de violencia en otros puntos del país.

Las protestas se produjeron luego de que las autoridades dispusieran aumentos de un 49 % en el precio de la gasolina; de un 40 % en el gasóleo (diesel) y más de un 50 % en el queroseno, este último muy utilizado para alumbrar las casas haitianas de amplios sectores de escaso poder adquisitivo.

Esta es una de las medidas tomadas por el Gobierno haitiano como parte de un programa de ajustes firmado en febrero pasado con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

La Policía ha desplegado a decenas de agentes antidisturbios, pero la situación aún está fuera de su control. En zonas de la capital se escuchan desde ayer ráfagas de armas automáticas, mientras el transporte de pasajeros está paralizado.

La estadounidense American Airlines anunció que cancelaba su primer vuelo de hoy debido a la violencia en las calles. EFE