Inicio > Noticias > Local > Al mes 3 casos de bebés con síndrome de abstinencia

Al mes 3 casos de bebés con síndrome de abstinencia

Por: Denice Ramírez

Dos o tres casos por mes registra el Hospital Materno Infantil de madres toxicómanas, donde se tiene que dar atención especial a los recién nacidos al presentar el síndrome de abstinencia. Los pequeños pueden tardar hasta una semana en recuperación, pero depende qué tipo de drogas consumía la madre, la cantidad y el tiempo en el que lo hizo, informó Jorge Tapia, pediatra neonatólogo.

En el síndrome de abstinencia los bebés presentan los mismos síntomas que tienen los pacientes de privación de sustancias, como irritabilidad, temblores, llanto inconsolable, eventos convulsivos, sudoraciones profusas, para lo que se les da un manejo farmacológico y de vigilancia.

Se recupera hasta que el cuerpo se acostumbra a vivir sin esa sustancia que recibió durante el embarazo, sin embargo, destacó que el problema es cuando se presenta bajo peso o algunos problemas neurológicos, pues son problemas a los que ha de enfrentarse en su desarrollo.

En algunos casos cuando son bebés prematuros también presentan mayores dificultades que pueden afectar su calidad de vida. Muchos niños después del periodo de abstinencia, y que no presentaron otras problemáticas, pueden tener una infancia sana como cualquier otro.

Precisó que el uso de drogas durante el embarazo puede afectar tanto el crecimiento como el desarrollo del feto, pero que al nacimiento presentan manifestaciones variadas como bajo peso, malformaciones congénitas, digestivas, neurológicas.

En el caso del consumo de drogas lícitas como el alcohol y el tabaco puede afectar en las primeras fases del embarazo, pues puede provocar alteraciones en el desarrollo embrionario y fetal, de hecho también presentan el síndrome llamado alcohólico fetal.

El pediatra indicó que por lo general detrás del consumo de alcohol o la dependencia de adicción a sustancias van acompañados otros problemas, se presentan madres con poca alimentación al estar solo consumiendo alguna droga, edades extremas, madres muy jóvenes.

Cuando las madres son toxicómanas los fetos están expuestos a enfermedades de transmisión vertical, como VIH o hepatitis, entonces la vida de esos bebés está en riesgo tanto prenatalmente como de forma posnatal.

Puntualizó que es un tema que está presente en la sociedad, pero siempre se ve, entonces se reportan los casos a DIF, por lo que es un problema que se debe combatir antes de que presente la consecuencia. 

%d bloggers like this: